Autor:

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, señaló esta mañana que las medidas de la emergencia sanitaria buscan lograr la “reducción masiva de la movilidad; millones de personas fuera del espacio público: escuelas, calles, plazas, jardines”.

Lo anterior, para que los casos de Covid-19 que se presenten y requieran de atención hospitalaria no rebasen la capacidad instalada.

Explicó que por la emergencia sanitaria todas las actividades, con excepciones, quedan suspendidas hasta el 30 de abril. “Son 21 días hábiles”.

Las actividades que no pararán, por considerarse esenciales, son las del sector médico, agua potable, generación y distribución de combustibles, drenaje, cuerpos de seguridad pública, Fuerzas Armadas.

También, seguirán funcionando las de procuración de justica, las legislativas, las de operación de programas sociales del gobierno, del sector financiero, de recaudación tributaria, de la industria de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Asimismo, se incluyen el transporte de pasajeros, producción agropecuaria, la elaboración y distribución de productos de limpieza, ferretería, mensajería, guarderías y estancias para niños y personas de la tercera edad; medios de comunicación y telecomunicaciones, aeropuertos,
ferrocarriles y la infraestructura crítica que garantiza los demás servicios.

Las instituciones que seguirán operando no deben realizar reuniones de 50 personas y observar el lavado de manos constante, el saludo a distancia y aplicar la etiqueta para estornudar y toser.

El regreso a la normalidad será escalonado y regionalizado.