Autor:

Este día la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó el homicidio de Paulina López, defensora de derechos humanos del territorio sagrado indígena de Wirikuta, en San Luis Potosí. Recordó que su cuerpo fue encontrado el pasado 22 de marzo, en la carretera que conduce de Concepción del Oro al Municipio de El Salvador, cerca de la comunidad de Clavelinas.

En un comunicado, señaló su preocupación por “el número creciente de homicidios cometidos en contra de personas defensoras, toda vez que con éste suman 52 defensores asesinados desde el año 2006 a la fecha; en lo que va del año, se trata del tercer caso”.

Asimismo deploró enérgicamente todo acto de violencia en contra de las personas defensoras e instó a las autoridades correspondientes a realizar una investigación inmediata e integral de este crimen, “analizando en todo momento la línea vinculada con su labor de defensa”.

La CNDH criticó “la falta de mecanismos y estrategias idóneos de las autoridades para prevenir y evitar homicidios y agresiones a personas defensoras de derechos humanos, circunstancias que a su vez inhiben el ejercicio de su actividad y, en muchos casos, desfavorecen las causas que defienden”.

Finalmente se comprometió a observar “con atención la evolución de los acontecimientos y de las investigaciones que realicen las autoridades competentes para dar con las personas responsables, presentarlas ante la justicia y reciban el castigo que en derecho corresponde, a fin de que este caso no quede en la impunidad”.