Autor:

Desde la segunda semana de marzo, en México existe un crecimiento acelerado de la cantidad de casos diarios confirmados del coronavirus Covid-19, explicó en conferencia de prensa el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Al mostrar la gráfica de los datos actuales del comportamiento epidémico de la enfermedad, y comparar la situación del país con la que han vivido otras naciones, dijo que el contagio acelerado es algo que “no queremos vivir, ni el gobierno ni la sociedad, nadie quiere vivir esa situación porque, llegado el punto, es incontenible”.

Luego mostró las curvas epidémicas, los casos acumulados, la cantidad de enfermos que se han reportado en España, Italia, Francia, Alemania y Estados Unidos en comparación con México, y por ello se identifica un momento de oportunidad para detener el crecimiento acelerado.

Ello, porque el país ha rebasado ya el “punto en donde la curva pasa de ser un momento de transmisión lenta para ser un momento de transmisión extremadamente acelerada”.

El especialista indicó que “el 23 de marzo México se encontraba exactamente en ese punto, hoy lo hemos rebasado y, como se muestra en la siguiente gráfica, estamos ya en un periodo de aumento acelerado, exponencial en el número diario de casos”.

Agregó que “día con día vemos cómo desde la segunda semana de marzo existe un crecimiento acelerado de la cantidad de casos diarios. Hasta hoy no hemos rebasado los 1 mil casos registrados. Aunque el crecimiento es muy acelerado, todavía tenemos la oportunidad de frenar, más no de eliminar, pero sí de frenar la transmisión de este virus”.

El doctor reiteró que es imposible aquí y en cualquier parte del mundo evitar la epidemia. “La vamos a tener en la fase 2 que ya estamos viviendo y en la fase 3 que se avecina y es la fase más difícil. Y esta fase difícil entraña, conlleva el peligro grande de que se saturen los hospitales, y la saturación de hospitales con casos graves puede implicar el riesgo de que no sea posible atenderlos y tengamos muertes que de otra manera serían evitables”.

Por ello, señaló que “la única manera de reducir hoy la transmisión es quedándonos en nuestras casas en forma masiva todas y todos y durante periodo estipulado ya de 1 mes. […] Esto no significa que se va a evitar que sigan aumentado los casos. Que quede muy claro: seguirán aumentando los casos y va a haber casos graves y va a haber muertes; lo que se puede lograr es que se retarde la velocidad de contagios y que entonces, cuando lleguemos a la fase de máxima transmisión, que aún no ha llegado, pero inescapablemente llegará, los hospitales tengan suficientes camas para poder atender a los casos”.

De ahí “la importancia de quedarnos en casa. La responsabilidad es de todas y todos en el gobierno, en el sector privado, en el sector social, todas y todos al mismo tiempo. Para que el potencial de estas medidas entonces se alcance plenamente, debemos reforzar su adopción de los sectores público, social y privado”.

Al respecto, el doctor López-Gatell indicó que “el gobierno está haciendo su parte al suspender todas las actividades, reservando exclusivamente aquellas que son indispensables para que pueda existir la vida en sociedad: el abastecimiento de alimentos, el abastecimiento de agua, la energía, producción y comercialización de energía, el servicio de limpia. Actividades realmente indispensables”.

Es por esa razón que recomendó que nadie se confunda sobrevalorando la importancia de su actividad o sintiendo que se desprecia lo que hace, porque lo importante en este momento es quedarnos en casa y reducir los contagios.

Y añadió: “es particularmente necesario que el sector privado y el sector social se sumen con mayor fuerza, claridad y determinación a este esfuerzo. Para lograrlo es necesario reforzar el mensaje a la nación de manera inmediata, clara y contundente, y este mensaje estará acompañado próximamente de las indicaciones precisas de lo que corresponde a cada quien y de los elementos necesarios para garantizar su cumplimiento”.