Autor:

“Estamos en medio de una guerra contra el coronavirus Covid-19 y no la estamos ganando”, advirtió el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, en la reunión virtual llevada a cabo el jueves con los líderes del Grupo de los 20 (G20), integrada por las principales potencias económicas mundiales.

Con el objetivo de buscar una respuesta global ante la crisis sanitaria por el Covid-19, Guterres señaló al G20 –cuyos países miembros representan alrededor del 90 por ciento de la economía mundial y el 80 por ciento del comercio internacional– que se necesita un plan de guerra para frenar el brote de SARS-CoV-2.

Lo anterior porque los últimos 100 mil contagios confirmados del nuevo virus tomaron sólo un día y medio en aparecer. Y apuntó que “éste es un crecimiento exponencial y sólo la punta del iceberg”, ya que para cada aumento de 100 mil casos antes había tomado 3 meses, luego 12 días y luego 4 días.

Por lo cual, propuso tres áreas de acción básicas para que el G20 establezca estrategias en cada una de sus naciones: “suprimir la transmisión del Covid-19 lo más rápido posible, trabajar conjuntamente para minimizar el impacto social y económico de la enfermedad, y cooperar para sentar las bases de una recuperación que construya una economía más sostenible e inclusiva”.

Al respecto, Noticias ONU destacó la explicación que el secretario general dio sobre cómo puede actuar el G20 en cada una de las sugerencias dadas en la reunión: Guterres describió que para interrumpir la transmisión se debe trabajar de manera coordinada con la Organización Mundial de la Salud. Los países “deben poder combinar pruebas sistemáticas, rastreo, cuarentena y tratamiento con restricciones de movimiento y contacto, tienen que coordinar la estrategia de salida para mantenerlo suprimido hasta que una vacuna esté disponible”.

El secretario general subrayó la necesidad de todas las naciones de “mantener a flote los hogares y dotar de capacidad económica a las empresas para que puedan sostener los puestos de trabajo”. También pidió “el levantamiento de las sanciones que puedan perjudicar la capacidad de respuesta de los países a la pandemia”.

Finalmente, hizo un llamado a que el G20 –integrado por Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea– base la recuperación de sus economías a partir de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos.