Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció esta mañana que la entrega de los apoyos federales a los adultos mayores ha implicado en algunos casos concentraciones masivas a pesar del llamado a la sana distancia por la pandemia del coronavirus, porque se dispersan en efectivo y se les cita en lugares un mismo día. Ello, derivado de la falta de sucursales bancarias en muchas regiones del país.

Por eso, dijo, los bancos tienen tache. Indicó que con el Banco del Bienestar se busca que esta dispersión se haga en forma bancarizada, porque la “modernidad” no se ha dado en todo el país.

Al atender la vulnerabilidad de este sector población ante el Covid-19, pidió que los encargados de la dispersión de los fondos lo hagan de manera ordenada, responsable: que no fallen en el día, en la hora en la que se convoca para que los adultos mayores no estén esperando todo el día.

En ese mismo contexto, agradeció a los elementos de la Guardia Nacional que están apoyando en la dispersión de los apoyos por el contexto de la pandemia: esto ya no va a ocurrir, aseguró, porque las sucursales del Banco del Bienestar atenderán a esas poblaciones donde no hay bancos privados.