martes 14, julio 2020

Autor:

Ante las graves afectaciones a la salud de miles de personas como consecuencia del Covid-19, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció que continuará realizando sus funciones esenciales en materia de peticiones, casos, medidas cautelares y recomendaciones de los organismos internacionales y nacionales competentes en el tema de derechos humanos, a partir de lineamientos excepcionales para su funcionamiento y de contención del nuevo coronavirus.

A través de un comunicado, la CIDH describió la lista de acciones sobre las cuales adoptará el desarrollo de su ocupación, entre las que se encuentran la observación de las medidas tomadas por la Secretaría de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en atención a los lineamientos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y del Office of Personnel Management (OPM) de los Estados Unidos.

Lo anterior con el objetivo de proteger la salud de las personas que trabajan en la Comisión, de los usuarios de sus mecanismos de protección y defensa de los derechos humanos, y de la salud pública en general.

En relación con las medidas cautelares, la organización aseguró que aquellas que son otorgadas por situaciones de gravedad y urgencia que presenten un riesgo de daño irreparable a las personas seguirán sus trámites de manera ordinaria. Destacó que cualquier otra situación será evaluada caso a caso, y que durante este periodo no será desactivada ninguna medida cautelar por falta de trámite, conforme a la Resolución 3/18.

Por su parte, en el sistema de peticiones y casos, la Comisión informó que todos los plazos serán interrumpidos a partir del 19 de marzo y hasta el 21 de abril de 2020, tomando en cuenta dos excepciones: “el plazo del artículo 46 b de la Convención Americana, que establece 6 meses para presentar una petición, será evaluado en cada situación particular si se alega la imposibilidad de presentar la petición; el plazo establecido en el artículo 50 de la Convención será únicamente suspendido si los Estados presentan una solicitud de prórroga en cada caso con una cláusula de renuncia expresa a interponer excepción preliminar de vencimiento del plazo ante la Corte Interamericana”.

Al respecto, el organismo indicó que continuará con el envío de comunicaciones en el trámite de peticiones, casos y “soluciones amistosas”, a las cuales se les aplicará también la interrupción de los plazos en los términos referidos, cuyas reuniones de trabajo en materia de las “soluciones amistosas” serán reprogramadas.

La CIDH apuntó que en lo que se refiere a las actividades previstas para este año –incluido el 176 periodo de sesiones a realizarse en mayo– serán aplazadas para un periodo en el que “existan las condiciones para su realización”, ello con la intención “de cumplir con las medidas de prevención y protección de su equipo técnico y de las poblaciones con las que trabaja”.

No obstante, manifestó que las solicitudes de audiencias y reuniones de trabajo presentadas          permanecerán vigentes, así como el plazo para presentación de nuevas solicitudes será reabierto cuando se definan las nuevas fechas y lugar del periodo de sesiones.

Finalmente, la organización subrayó que la atención a las personas usuarias sigue abierta de manera virtual, a través del correo electrónico CIDHDenuncias@oas.org, e invitó a que utilicen el portal para el envío de información sobre peticiones, casos y medidas cautelares.