Autor:

Estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH), plantel Oriente, denunciaron actos de persecución y campañas de desinformación por parte de los directivos de esa escuela, hacia alumnos organizados, profesores y trabajadores que han apoyado el paro de actividades (por la violencia de género e inseguridad que padecen). Estas acciones las calificaron como intentos para deslegitimar el movimiento estudiantil.

Las jóvenes explicaron, en rueda de prensa, que desde el inicio del movimiento las agresiones “no se hicieron esperar”, ya que desde que comenzó el paro –6 de febrero–, el director del plantel, Efraín Peralta Terrazas, “no se ha cansado de deslegitimar y desestabilizar la lucha”.

Y es que, aseguraron, se ha desatado una persecución directa en contra de estudiantes que apoyan el movimiento. “Como ejemplo” están los  señalamientos hacia alumnos –con nombre y número de cuenta– realizados en comunicados oficiales de la dirección, lo que “viola el derecho de privacidad”; así como el ataque de un grupo porril, suscitado el 7 de febrero, en el que “alrededor de 10 porros” agredieron con piedras y botellas a quienes se encontraban resguardando la escuela. “Hechos que la administración intentó negar en comunicados”.

Asimismo, indicaron que el video transmitido por televisión el pasado 21 de febrero, en el que se muestra el robo de uno de los equipos de cómputo del plantel, fue otro intento más de “desprestigiarnos”, pues aunque “el robo es totalmente cierto, ocurrió antes del paro”. Las salas de cómputo “están selladas y resguardadas por nuestra organización. Ahora nos quieren hacer responsables de la falta de seguridad. Es un descaro”, aseveraron.

Las alumnas también acusaron que los directivos del CCH Oriente han amenazado a profesores y trabajadores para que funjan “como contrapeso y grupo de choque en las asambleas”.

“Les han dicho que no les van a pagar o que les van a quitar horas [de clases]. Además los hacen firmar hojas en blanco y, si no lo hacen, vienen las represalias”, dice una estudiante a Contralínea.

Lo anterior fue sustentado con la impresión de una conversación entre dos académicos, en la que se informa que el día en el que vayan a cobrar, se les pedirán sus firmas en un escrito, lo que señalan como una forma de “presión”, ya que “el documento versa en que se levante el paro”. [Ver foto de la conversación y comunicado de profesores.]

Sobre la reacción de la comunidad estudiantil ante los comunicados emitidos por la dirección del CCH Oriente, las estudiantes aseguraron que la mayoría está de acuerdo, pero “la cuestión es que ese tipo de comunicados van acompañados de amenazas bajo la mesa y desprestigio del movimiento. Cuando la comunidad estudiantil decida que se termina [el paro] en esos momentos se levantará”, expresan a Contralínea.

Por último, reafirmaron la legitimidad del movimiento y recordaron que el surgimiento de éste fue a partir del “cansancio” de los estudiantes por la “ineficacia” de la administración del actual director. “Con el paro logramos hacer más en 3 semanas que lo que el director [Efraín Peralta] no logró en 4 años […] Hubo tres feminicidios y el homicidio de un compañero y él nunca hizo nada, sólo cobrar”.

Karen Ballesteros