Autor:

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, garantizó que la Fundación Mexicana de Fomento para la Prevención Oportuna del Cáncer (Fucam) seguirá contando con recursos públicos para atender a pacientes con cáncer que ha han iniciado tratamiento en esa institución privada.

Aclaró que el gobierno federal ya no destinará recursos para nuevos casos, pues el sector público tiene la capacidad de atender a los mil nuevos pacientes anuales que atendía la Fucam.

Durante la conferencia de prensa celebrada esta mañana, el funcionario reconoció los “aciertos” de la institución pero señaló que el modelo de subrogación de servicios médicos públicos a instituciones privadas es un modelo que ya no continuará.

“Los nuevos casos serán atendidos por las instituciones públicas”, confirmó. En específico, en la Ciudad de México, se trata del Hospital Juárez de México, el Hospital General de México y el Instituto Nacional de Cancerología.

Zósimo Camacho