Autor:

La directora general de Notimex, Sanjuana Martínez, aseguró que la grave situación que vive la Agencia de Noticias del Estado se debe a un añejo problema sindical. “Durante los últimos 20 años Notimex vivió secuestrada por una mafia sindical que controlaba la línea editorial de un órgano propagandístico del gobierno anterior. También controlaba las finanzas con graves acciones de corrupción e igualmente la cuestión laboral de contrataciones y despidos y la venta de plazas”.

En una carta abierta, la periodista indicó que actualmente encabeza un “proceso de transformación de la Agencia, siguiendo el mandato presidencial de la austeridad republicana”.

Por ello, dijo, “inicié un saneamiento de la Agencia desde mi llegada, el pasado 21 de marzo de 2019, y se hizo un reajuste de personal conforme a derecho, liquidando a más de 50 aviadores, personal que no cumplía con el perfil de sus puestos, personal que había incurrido en actos de corrupción bajo el modelo del “chayote” y otras que cometieron graves faltas de ética con el plagio y la solicitud de sobornos”.

Sanjuana Martínez aseguró que se abrieron las denuncias penales correspondientes ante la Fiscalía General de la República (FGR) y las denuncias administrativas por concepto de corrupción, nepotismo, usurpación de funciones y malversación de caudales públicos.

“Debido a este proceso de saneamiento para extirpar el cáncer de la corrupción, el líder sindical de los últimos 20 años [Conrado García] decidió retirarse voluntariamente 3 meses después, pero a los 4 meses la Secretaría del Trabajo le otorgó una toma de nota a la exempleada Adriana Urrea, compañera del exlíder, despedida por un presunto delito de peculado, a pesar de que la señora no había realizado asamblea y elección alguna”.

La directora de la Agencia afirmó que “desde ese momento inició una estrategia de golpeteo, difamaciones y agresiones por parte del SUTNOTIMEX, con el objetivo de legitimar su proceso de huelga que finalmente estalló el pasado jueves veinte de febrero. Se trata de una huelga no huelga, porque Notimex sigue trabajando, ya que ese sindicato no tiene agremiados dentro de la Agencia”.

Martínez agregó: “Nuestra mayor preocupación es que más de 40 trabajadores permanecen desde hace 5 días en el edificio de Notimex secuestrados por 20 huelguistas y sus más de 30 porros, cuya misión es insultar y agredir a nuestro personal. A la plantilla de Notimex no se le ha permitido entrar para trabajar, aunque todos seguimos laborando desde diferentes lugares.

Además de informar la “grave situación”, la periodista solicitó el apoyo y solidaridad de la sociedad “en la defensa de una nueva Notimex profesionalizada que garantice el derecho a la información de todos los mexicanos”.

Ayer, Urrea aseguró en conferencia de prensa que el 75 por ciento de de los despedidos es mujer; además denunció que hay presiones al personal activo para afiliarse a un sindicato blanco.

De acuerdo con la revista Proceso, Urrea dijo: “Estamos muy confiados en demostrar que esta huelga es legítima. Podemos demostrar que este movimiento de trabajadores despedidos y en activo es contra las prácticas de la directora. No ha parado el ataque contra nosotros. Ha desacreditado hasta a las autoridades laborales. La dirección sigue diciendo que somos violentos, pero los funcionarios avalados por la junta para entrar al edificio lo hacen libremente. Hay intenciones de la empresa de confrontación física para romper la huelga”.