Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció en contra de la iniciativa de reforma preferente que presentó el senador morenista Ricardo Monreal, que busca la eliminación de los datos personales digitalizados y que son –según la propuesta legislativa– “aquellos que se encuentran en medios electrónicos, plataformas digitales, buscadores de internet y demás medios digitales, incluyendo textos, comentarios, interacciones, ubicaciones, contenido multimedia, antecedentes penales cuando la condena haya sido cumplida o el delito hubiere prescrito y demás información”.

“No estoy de acuerdo. No la conozco, pero no puedo estar de acuerdo en eso. Yo lo que he dicho es: perdón sí, olvido no. O sea, eso no es posible. Quién sabe en qué sentido esté [la iniciativa], pero si es como lo estás exponiendo yo no estoy de acuerdo, aunque lo va a resolver el Congreso”, indicó luego de ser consultado por Contralínea.

Y agregó: “Imagínense, yo soy historiador o me gusta la historia, no se vayan a poner muy estrictos los historiadores y me digan: ‘A ver, usted no es historiador, usted apenas si terminó la licenciatura en Ciencia Políticas’, pero me importa muchísimo la historia.  Entonces, ¿cómo es eso de que ya no voy a poder hacer referencia en mis textos, que son los que tienen que ver con el periódico, con las redes sociales del pasado?, ¿cómo no voy a recordar […] sobre el dinero que nos están devolviendo?, que es un hecho inédito que nos devuelvan el dinero, recuperar dinero, ¿cómo no vamos a poder hablar de esos temas?, claro que sí. Entonces, yo no estoy de acuerdo. Es un planteamiento personal. Si es una iniciativa de los legisladores ellos van a tener que argumentar y allá se resuelve”.

El presidente consideró que no hace falta una reforma en México que promueva la eliminación de contenido en internet relacionado con “antecedentes penales cuando la condena haya sido cumplida o el delito hubiere prescrito y demás información”, como lo establece la iniciativa del senador Ricardo Monreal.

“Miren, las redes sociales, aun cuando haya excesos y robots –que además tienen que ver con los de la cúpula del poder, porque los robots no los ordena o los promueve el pueblo, los usuarios de las redes, usuarios comunes de las redes; no, ésos son grupos de poder, de intereses creados, ésos son los que contratan empresas, porque eso cuesta, es dinero”–, bueno, aún con eso y con todas las campañas de mentiras que hay promovidas por grupos de intereses creados –el conservadurismo es muy afín a eso, les fascina a los conservadores tirar la piedra y esconder la mano, porque esa es su doctrina, la hipocresía–, aun con todo, es libertad que no teníamos.

Por eso digo, benditas redes sociales, porque nos silenciaban; no podía la gente manifestarse, expresarse: era un control absoluto, una manipulación generalizada el control que tenían los grupos de intereses creados sobre los medios”.

El mandatario reconoció que “ahora siguen teniendo control, pero ya no el mismo y en México hemos avanzado muchísimo en eso; o sea, las redes sociales en México están más desatadas, son más libres que en países europeos. En países europeos los cambios se han venido dando de lo convencional a estas nuevas opciones de comunicación, pero los medios convencionales se fueron apoderando de los espacios en redes sociales; y aunque hay libertades en las redes en Europa, todavía tiene mucho peso, tienen mucha influencia los medios convencionales reconvertidos a redes sociales. En México esto no sucede: en México dominan más los usuarios individuales, las personas, los ciudadanos. Esto es único. Entonces, por eso prohibido prohibir, ese es mi punto de vista”.

Respecto de si podría mandar un mensaje a los legisladores para que no se apruebe legalizar el “derecho al olvido” y se salvaguarde el derecho humano a la información, el presidente López Obrador dijo que esa opinión que él tiene la comparten otros.

“Ya con este punto de vista creo yo que va a haber más cuidado en la revisión de la iniciativa. Y también ser respetuosos de la autonomía, de la independencia del Poder Legislativo. Pero qué bien que esto se da a conocer, porque hay mucha tendencia a controlar las redes, es decir, a censurar. Como no pueden, les molesta muchísimo que se esté transmitiendo, ahora que nos están escuchando por las redes, que nos estén viendo por las redes”.

Y agregó: “Yo recuerdo que en una elección, creo que hace seis años, un periódico de España famoso puso en su editorial: ‘Obrador es un lastre’ o algo así, y en mi Twitter ahí va el mensaje y les contesté, ahí les dejo de tarea que busquen lo que puse de ellos. Bueno, pero si no hubiese yo contado con el tuit, con ese medio… ¿Cómo era antes? Les tenías que mandar una carta, un fax, para ver si te lo publicaban; y si publicaban la réplica, lo hacían a los 30 días y en la página 29 de la sección C del periódico. Entonces, ahora no. Hay que defender el que tengamos posibilidad de réplica, respetuosa, pero que no se prohíba nada”.

Como Contralínea lo ha informado [https://bit.ly/2HhdjID ], por iniciativa del senador Monreal, el Congreso podría legislar el mal llamado derecho al olvido en medios digitales, que atenta contra el derecho humano a la información. Éste obligaría a medios de comunicación, youtubers e internautas a eliminar sus contenidos en internet si personas físicas o morales se sienten agraviadas. Incluso aquellos textos, audios o videos sobre crímenes juzgados deberán censurarse, cuando los responsables han cumplido condena, o aquellos no juzgados, cuando el delito prescribió.

Fue el 24 de enero cuando el líder de la bancada de Movimiento Regeneración Nacional anunció como prioridad del Senado la discusión de la iniciativa para legislar el llamado “derecho al olvido”, que permitiría la eliminación de contenidos en medios digitales –incluidos los periodísticos– sobre crímenes ya juzgados, cuando los responsables hayan cumplido condena, o no juzgados, cuando el delito prescribió.

Según la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares, los datos personales digitalizados que podrán ser eliminados si se aprueba son “aquellos que se encuentran en medios electrónicos, plataformas digitales, buscadores de internet y demás medios digitales, incluyendo textos, comentarios, interacciones, ubicaciones, contenido multimedia, antecedentes penales cuando la condena haya sido cumplida o el delito hubiere prescrito, y demás información”.

Nancy Flores

 

Leave a Reply