Autor:

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, señaló que en la política de rescate del sistema de salud mexicano ya quedaron fuera los intermediarios.

A decir del funcionario de la Secretaría de Salud, “los intermediarios perturban la relaciones sociales entre proveedores privados y el sector público, como comprador mayoritario de los insumos de la salud”.

Señaló que las principales beneficiarias de este intermediarismo durante el sexenio pasado fueron Dimesa Pisa, Fármacos Especializados y Maypo. Se llevaron la mayor parte de una bolsa de 257 mil 188 millones de dólares.

Durante la conferencia de prensa celebrada esta mañana en el Palacio Nacional, López-Gatell aseguró que “ahora se compra directamente a los fabricantes”, es decir, a las farmacéuticas y no a los intermediarios.

Como ejemplo de contubernio entre funcionarios de la salud y empresas privadas, el funcionario citó lo que ocurre en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía. Dijo que gracias a las quejas de médicos y enfermeras por falta de insumos y cierres parciales de la atención, se hizo una visita a la institución.

“Se encontró falta de medicamentos y materiales en los puntos de atención”, cuando el hospital sí contaba con los insumos y cuando ha recibido aumentos en su presupuesto durante los últimos 2 años.

El Instituto tiene un contrato firmado con Phoenix Farmacéutica.para el abastecimiento que concluye a finales de 2020. El desabasto “no es por falta de presupuesto. El dinero está asignado. Se compraba a través de distribuidores. Había un conjunto muy reducido empresas distribuidoras. A su vez subcontrataban a otras”.

Para enfrentar el desabasto ahora se siguen tres políticas generales: la compra consolidada, la adquisición internacional y el acuerdo con la industria nacional.

Zósimo Camacho