Autor:

Hasta hoy, el único posible caso de coronavirus 2019-nCoV que investiga la Secretaría de Salud es el de la Ciudad de México que informó ayer por la noche: un  hombre de 37 años de edad, de origen chino y quien visitó Baotao, China, del 3 al 27 de enero de 2020 y presentó síntomas respiratorios el pasado viernes 7 de febrero.

Al momento, la persona residente en México se encuentra estable, en espera de los resultados. De acuerdo con la Secretaría, aún no se ha detectado que las personas con las que tuvo contacto tengan síntomas.

Con él sumarían ya 11 casos sospechosos en toda la República Mexicana, 10 de ellos descartados (cuatro en Jalisco, dos en la capital, dos en el Estado de México, uno en Tamaulipas y uno en Michoacán).

De acuerdo con el informe diario que emite la institución, hasta el 9 de febrero de 2020 se habían reportado 37 mil 558 casos confirmados (2 mil 676 nuevos) de 2019-nCoV y 813 defunciones (89 nuevas) a nivel mundial, cuya tasa de letalidad global es de  2.16 por ciento y proporción de casos graves 16.48 por ciento.

La Secretaría de Salud indicó que la búsqueda de casos sospechosos y contactos en el país la realiza el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) mediante la definición operacional: “persona de cualquier edad que presente enfermedad respiratoria aguda y que cuente con el antecedente de viaje o estancia en China o haber estado en contacto con un caso confirmado o bajo investigación hasta 14 días antes del inicio de síntomas”.

También detalló que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico validó la prueba confirmatoria que será transferida a los laboratorios estatales y hospitales de alta especialidad de las 31 entidades federativas en los próximos días.

Finalmente, exhortó a la población mexicana a continuar con las medidas de prevención recomendadas por la Dirección General de Promoción de la Salud:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol al 70 por ciento.

  • Al toser o estornudar, utilizar el estornudo de etiqueta, que consiste en cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.

  • No tocarse la cara, la nariz, la boca y los ojos con las manos sucias.

  • Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en: casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc.

  • Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38°C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal).

Viridiana García