Autor:

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) concluyó la celebración del 26 aniversario del inicio de la guerra contra el olvido. Las actividades del “Combo por la Vida” iniciaron desde el 7 de diciembre y consistieron en la segunda edición del Festival del Cine Puy Ta Cuxlejaltic, realizado en el nuevo caracol de Tulan Kaw. Posteriormente, del 16 al 20 de diciembre se realizó el primer Festival de Danza Báilate otro mundo, cuyas sedes fueron los caracoles zapatistas de Tulan Kaw y Jacinto Canek.

El 21 y 22 de diciembre fue celebrada la Cuarta Asamblea Nacional del Congreso Nacional Indígena y del Concejo Indígena de Gobierno, y el 23 y 24 el Foro en Defensa del Territorio y de la Madre Tierra. Estas actividades en el nuevo caracol Jacinto Canek, en plena ciudad de San Cristóbal de las Casas. Y, finalmente, del 26 al 29 de diciembre se realizó el segundo encuentro internacional de mujeres que luchan en el Semillero “Huellas del Caminar de la Comandanta Ramona”, en Caracol Torbellino de Nuestras Palabras, de la zona Tzots-Choj, con una asistencia de aproximadamente 5 mil mujeres de los cinco continentes.

Con estas actividades el EZLN celebró pasar de cinco caracoles a 12, con sus  Juntas de Buen Gobierno, después de 15 años de trabajo político y organizativo. Además, con los cuatro nuevos municipios autónomos ahora suman 31 Mares y 43 Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista.

“Sí, estamos dispuestos a desaparecer como propuesta de un nuevo mundo”, advirtio el subcomandante insurgente Moisés ante los megaproyectos que impulsa el gobienro federal en territorios indígenas. Y le preguntan: “¿Están dispuestos los malos gobiernos a tratar de destruirnos al costo que sea, a golpearnos, encarcelarnos, desaparecernos y asesinarnos?”

José Luis Santillán

[ESPECIALES] [CONTRALUZ] [SEMANA] [S]