Autor:

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, se comprometió a cumplir las demandas del pliego petitorio que las estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria número 9, que entregaron ayer a Mónica González Contró, abogada general de la Universidad en las inmediaciones de la torre de Rectoría.

Esta tarde, Enrique Graue dio un mensaje a la comunidad estudiantil en el que aseguró a las mujeres organizadas de dicho plantel que se les dará puntual respuesta. “A ellas les anticipo que todas sus solicitudes son aceptables y están dentro de nuestra normatividad. Yo las acepto y yo mismo firmaré la respuesta”, aseguró.

Asimismo, reconoció las limitaciones en materia de seguridad que tiene la Universidad, pero afirmó estar comprometido con la equidad de género y la seguridad de las mujeres, pues recordó los “cambios estructurales” gestados dentro de la UNAM, entre los que destaca la ampliación del tribunal universitario con perspectiva de género, la creación de un organismo autónomo que atienda las denuncias de violencia de género y la incorporación de asignaturas con perspectiva de género, en los planes de estudio de las diferentes carreras que se imparten dentro de la institución.

El rector también se refirió a la movilización del día de ayer como una evidencia de que existen “dos caras de la moneda” en el movimiento estudiantil, una donde están los “universitarios y universitarias que optaron por expresarse con acciones y propuestas”, y la “otra cara, la de la provocación”, en la que, dijo, se mostraron intereses ajenos, la imposición de voluntades sin razón, insultos y destrucción.

Los daños causados en Rectoría los tachó de “actos violentos y vandálicos” de personas que “buscan desestabilizarnos; a ellos les digo que no lo conseguirán. Tenemos claro lo que buscan y no conseguirán que escalemos la violencia con más violencia”. Y agregó: “ayer mismo se levantaron actas correspondientes. Estamos en contacto con las autoridades competentes y exigimos de ellas una investigación a fondo de los hechos, [para] desenmascarar a los provocadores y [exigir] castigo a quienes  resulten responsables”.

Por último, Graue Wiechers informó que la UNAM actuará con “mesura, pero con firmeza”, y llamó a los estudiantes “a no caer en provocaciones y a actuar universitariamente, cercanos a sus comunidades, y a mantener en alto el espíritu de la Universidad”.

Karen Ballesteros