Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador descalificó esta mañana el movimiento estudiantil en contra de la violencia sexual y de género que se gesta en la Universidad Nacional Autónoma de México.

El mandatario aseguró que no había un motivo real para mantener cerrados los planteles e incluso señaló “siento que hay mano negra”, sin ahondar en qué intereses estarían detrás de las manifestaciones.

Agregó “que no estén pensando los que provocan que nosotros vamos a caer en la violencia”, sin informar que el fondo del tema es la violencia sexual y de género que la propia UNAM reconoce que existe.

No obstante, el mandatario dijo que espera que haya diálogo entre los alumnos, académicos, investigadores y autoridades y se resuelva el conflicto.

Nancy Flores