Autor:

Este 4 de febrero, las estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño (FAD) de la Universidad Nacional Autónoma de México se sumaron al paro de actividades académico-administrativas, en solidaridad con las “compañeras universitarias en la lucha contra la violencia de género”.

En un comunicado, advirtieron que se suman a las peticiones para erradicar el hostigamiento y acosos sexual al interior de las instalaciones universitarias, ya que las consideran “puntuales y necesarias”. Precisaron que las instalaciones serán resguardadas “procurando su cuidado y seguridad”.

La colectiva acusó que en la FAD, pese a haber puesto en marcha el Protocolo contra la Violencia de Género en 2017, los casos relacionados con dicha violencia (acoso, acoso sexual, violeación) no han disminuido.

Para ellas, la normalización de las conductas agresoras hacia las mujeres y asumidas como propias del género masculino propician su reproducción. Además de resultar en la “criminalización, estigmatización y falta de empatía a las mujeres que luchan por generar luchar seguros para erradicar la violencia dentro y fuera de la Facultad”.

La Mujeres Organizadas FAD exigieron que no se tomen represalias de cualquier tipo hacia quienes decidan protestar contra la violencia de género. Por ello, en caso de sufrir alguna agresión “responsabilizamos a las autoridades administrativas”. Asimismo, puntualizaron que no aceptarán “condenas enérgicas, ni programas y comisiones que simulan atender los problemas de violencia de género”.

Hasta el momento son siete los planteles de la UNAM –facultad de Filosofía y Letras y Ciencias Políticas y Sociales, así como los planteles 2, 6, 8, 9 de la Escuela Nacional Preparatoria– que han parado labores en exigencia de la resolución de las demandas para erradicar las violencias perpetradas hacia la comunidad unamita de mujeres, lo que podría indicar una radicalización del movimiento estudiantil luego de que las autoridades iniciaran clases extramuros en el caso de la Preparatoria 9 en lugar de resolver el conflicto.

Jordana González