Autor:

I. El Diccionario de Ciencia Política (Dieter Nohlen y Rainer-Olaf Schultze, editoriales Porrúa y el Colegio de Veracruz) define el Cesarismo como: “designación para la variante de la monocracia, en la cual el soberano (o gobernante), deja nominalmente al pueblo la capacidad de disponer del poder estatal, pero se autodeclara como legitimado para ejercerlo en su nombre a largo plazo o por episodios”. Este populismo cesarista se apoya en el militarismo y el aparato burocrático, que reaparece como “bonapartismo”, por el César Napoleón Bonaparte. Es una democracia totalitaria: Tocqueville y Max Weber. Consultar al respecto: de Carlos Guarnieri, “Cesarismo”, ensayo en el Diccionario de Política de Norberto Bobbio y Nicola Matteucci (Siglo XXI). Cesarismo, en la Historia de Roma de Theodor Mommsem, Enciclopedia de las Instituciones Políticas. Y Juan Ontza, coordinador del Diccionario: La Política; ediciones Mensajero, define: “Régimen según el cual la soberanía corresponde en teoría al pueblo que la transmite por aclamación, plebiscito (o electoralmente, agrego) a una única persona que lo ejerce dictatorialmente y, en principio, se mantienen los organismos de representación popular, pero con escaso peso político (legislativo y judicial)”. Carlos Marx en: El 18 brumario de Luis Bonaparte dice: “Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la Historia Universal se producen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra como farsa”.

II. Lo anterior como introducción al texto: Julio César, el rey sin corona de Álvaro Marcos, que repasa el militarismo de Julio César, el desmantelamiento de la República en Roma y la inauguración de la época de los emperadores (Suetonio: Vidas de los Césares; editorial Cátedra, traducción: Vicente Picón). Es una breve y certera síntesis sobre ese destructor de la República de Roma que ya mostraba sus inclinaciones políticas populistas y dictatoriales, como senador y luego cónsul, con cuyo homicidio en Los Idus de Marzo, se remató al republicanismo y abortaron los Calígulas, Nerones y aquellos que integraron el cesarismo de la antigüedad; y tal vez el primero de los populistas, si atendemos la biografía de Suetonio, resumiendo cómo Julio César fue evolucionando al cesarismo y gustaba de recitar: “Pues, si hay que violar un derecho, se violará para obtener el reino: en los demás casos, hay que practicar la virtud”. “Veían que se encaminaba al trastorno de la república… se le notaba un ánimo tiránico… y destruir toda autoridad y trastornar completamente la República” (Plutarco, Vidas paralelas: Alejandro y Julio César, editorial Edaf, 2013). Se concretó a lisonjear y obsequiar al pueblo para congraciarse con él, para hacer nacer ese populismo cesarista que lo entronizó para la destrucción republicana que le valió la conspiración para asesinarlo en el recinto del Senado Romano.

III. En este renacimiento de ese Cesarismo populista es indispensable, al menos, darse a la lectura-estudio del ensayo motivo de esta nota, donde se repasa el camino recorrido por Julio César para entronizarse, una vez que cruzó la “raya” entre el republicanismo y el imperio: el río Rubicón, para entrar militarmente a rechazar la corona de laureles como muestra hipócrita de no querer ser coronado rey, porque prefería ser dictador. En Julio César, el rey sin corona, su autor nos ofrece un acercamiento histórico de quien, con su lema: “Vini, vidi, vici” –“llegué, vi, vencí”–, la espada y sus militares, se abrió paso al poder, inaugurando la época de los Césares-emperadores que hundieron a la Roma que había llevado la democracia-republicana de Atenas, a mejores y mayores consecuencias; interrumpiendo la evolución y las reformas pacíficas y permitiendo una era de locos, asesinos y parricidas en el trono sin corona, que no pudo ocupar. Su lectura es necesaria para explicarnos el populismo cesarista que regresa y atenta contra las instituciones, así haya que “violar un derecho”.

Ficha bibliográfica

Autor:        Álvaro Marcos

Título:        Julio César, el rey sin corona

Editorial:    Gredos-RBA editores México, 2019

Álvaro Cepeda Neri

[MISCELÁNEO] [EX LIBRIS]