Autor:

En las próximas semanas la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolverá, de manera definitiva, si analiza o no el caso de la desaparición forzada de  Gabriel Alberto Cruz Sánchez y Edmundo Reyes Amaya. Por ello, el Comité de Familiares Detenidos Desaparecidos Hasta Encontrarlos y organizaciones acompañantes exhortaron al máximo tribunal a que lo atraiga.

Denunciaron que tanto la Secretaría de la Defensa Nacional como la Fiscalía General de la República han rechazado la resolución judicial emitida por el Juzgado Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México –el 6 de mayo de 2019–, en el que reconoció la participación de ambas instituciones  en la violación a los derechos humanos de los militantes del Ejército Revolucionario Popular (EPR) y de sus familiares.

César Augusto Sandino Rivero Espinosa, abogado y asesor jurídico de los familiares; Nadín Reyes Maldonado, hija de Edmundo Reyes; y Margarita Cruz Sánchez, hermana de Gabriel Cruz, afirmaron que la Suprema Corte tiene la oportunidad de establecer un importante precedente para el caso de estos dos luchadores sociales, pero también para otros casos de desaparición forzada, ya que se establecerían los parámetros a seguir antes un juicio de amparo de este tipo.

Los militantes del EPR fueron detenidos y desaparecidos por agentes del Estado mexicano en la ciudad de Oaxaca en mayo de 2007. Y desde entonces familiares, representantes jurídicos y organizaciones de derechos humanos y populares han exigido al Estado la presentación con vida de estos dos activistas.

Tania Damián