Autor:

La Dirección de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México se pronunció en contra de la criminalización de las manifestaciones genuinas de la comunidad estudiantil que buscan erradicar las violencias sufridas a las estudiantes mujeres.

Así también, refrendó la disponibilidad de continuar con el diálogo con las estudiantes de su propio plantel para “avanzar en la agenda de género de manera conjunta”.

Como respuesta al paro de actividades (en solidaridad con las estudiantes de otras escuelas, en especial de las Facultades de Filosofía y Aragón y las preparatorias 3, 7 y 9) realizado por la colectiva Mujeres Organizadas, las autoridades de la Facultad aseguraron, en un comunicado, haber realizado avances en los acuerdos emanados el pasado 15 de noviembre de 2019, luego del paro de labores prolongado por 10 días.

También aseguraron haber priorizado la atención en las denuncias por violencia de género en la Unidad Jurídica Especializada en Asuntos del Género. Dijeron haber cumplido con la instalación de la Comisión de Formación para elaborar los contenidos de las asignaturas básicas en materia de género, la programación de materias optativas de género y derechos humanos en todos los planes de estudios para el semestre 2020-2 (que va de enero a mayo del presente año), llevar a cabo un curso dirigido a docentes y talleres para alumnos con los tópicos de género y masculinidades.

Asimismo, dijeron haber “respetado” las manifestaciones gráficas elaboradas por la Asamblea Separatista de la Facultad. Aunque fueron borradas con pintura verde y azul algunas de las leyendas plasmadas en las paredes del auditorio principal y en el edificio A.

Además, indicaron que el día de hoy se tenía contemplado instalar la Unidad de la Unidad de Género, así como “la adhesión a la propuesta de modificar los artículos 95, 98 y 99 del Estatuto General de la Universidad Nacional Autónoma de México” y agregar la violencia de género como “falta grave”.

Jordana González