Autor:

Tras la negativa de los líderes de la de la Marcha por la Paz, Javier Sicilia y Julián LeBarón, para reunirse con el gabinete de Seguridad del gobierno federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su respeto a la libre manifestación, pero recordó: “yo ya había enterado que no iba a poder recibirlos”.

En su conferencia de prensa matutina reiteró: “no quiero que se presenten situaciones de conflicto en las que yo tenga que estar directamente involucrado”.

Informó que los integrantes de la caravana “entregaron un documento, pero ellos son atendidos como todos los ciudadanos”.

En el contexto de estas declaraciones, el presidente comentó que en el país hay organizaciones “afines al conservadurismos que en el tema de la violencia no están exigiendo una explicación, cuando menos, a los gobiernos que decidieron combatir la inseguridad con el uso de la fuerza”.

Érika Ramírez