Autor:

La organización R3D en Defensa de los Derechos Digitales alertó que la iniciativa presentada por el senador Ricardo Monreal para establecer en México el “derecho al olvido” es “una seria amenaza al derecho a la libertad de expresión y acceso a la información en línea”.

Luego de que este 24 de enero el legislador calificó como tema prioritario de la agenda del Senado de la República su iniciativa de reforma a la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (LFPDPPP), R3D advirtió que con ésta se busca “facultar la supresión de información de interés público” en internet.

En un comunicado, la organización explicó que la propuesta contempla la eliminación y supresión de contenidos –textos, comentarios, interacciones, imágenes, vídeos, entre otros– en medios electrónicos, plataformas digitales, buscadores y demás medios digitales, a nivel nacional e internacional, bajo la posibilidad de “cancelar de manera inmediata y definitiva” datos personales a solicitud del titular.

Por ello, señaló que se trata de un atentado grave contra la libertad de expresión, “al facultar la supresión de información de interés público mediante una interpretación errada y maliciosa del derecho a la privacidad y la protección de los datos personales; en concreto, del derecho de cancelación”.

Para R3D, si se aprueba la iniciativa de reforma, esta permitirá que los funcionarios corruptos apelen a la eliminación de una nota periodística, bajo el argumento de que su delito ya prescribió o porque han cumplido su condena. “Esto es contrario al derecho de las personas a mantenerse informadas, permitiendo el borrado de información que, si bien puede ser incómoda para un individuo, debe ser preservada por considerarse de interés público”.

La organización advirtió también que la reforma “pretende sancionar a intermediarios cuando se nieguen a cumplir con las solicitudes de remoción de contenidos. Lejos de ‘ejercer justicia’ en contra de las grandes empresas tecnológicas, la iniciativa pretende limitar el abanico de opciones de acceso a la información, presionando a las compañías a remover enlaces a páginas web en un buscador o a impedir que las personas puedan consultar comentarios o publicaciones en redes sociales”.

Asimismo, indicó que la importación del mal llamado “derecho al olvido” a la legislación mexicana es un despropósito, ya que dicha medida es incompatible con el marco normativo, jurisdiccional y cultural del país. “La iniciativa pasa por alto las diferencias entre el sistema europeo y el interamericano en materia de libertad de expresión, especialmente en un contexto donde la corrupción y el abuso de poder buscan silenciar las voces críticas”.

Por ello, señaló que “la iniciativa de Monreal abre la puerta a la censura al considerar que la información puede dejar de ser relevante o tener caducidad, situación sin precedentes en el sistema de justicia interamericano y mexicano. Permitir que los particulares tengan la facultad de suprimir definitivamente información en línea no solo es inconstitucional, sino que representaría una violación a la libertad de expresión y acceso a la información con implicaciones globales”.

Por todos estos riesgos, R3D llamó a los legisladores a no aprobar el proyecto de reforma, “entendiendo que la preservación de la memoria histórica es indispensable para la vida democrática del país y que el acceso a la información de interés público no puede supeditarse a los intereses privados”.