Autor:

Petróleos Mexicanos (Pemex) aún no logra resolver el conflicto laboral en el astillero español Hijos de J Barreras, del que posee el 51 por ciento de acciones. Aunque en diciembre pasado se hablaba de un acuerdo entre la empresa mexicana y la trasnacional Ritz Carlton para ceder el control a esta última, y con ello también las deudas, lo cierto es que el asunto permanece en la incertidumbre.

A menos de 10 días de que finalice el plazo para el preconcurso de acreedores (que desde el 4 de octubre de 2019 se fijó para el próximo 2 de febrero), trabajadores de la Confederación Intersindical Gallega salieron a las calles de Vigo el pasado 23 de enero para exigir justicia laboral.

Medios como Europa Press y La Voz de Galicia refieren que antes de la fecha fatal, Hijos de J Barreras debería presentar una propuesta de reestructuración global y de refinanciamiento de su deuda multimillonaria, que al parecer aún no tiene.

Consultado por Contralínea sobre este tema, el pasado 22 de enero en la conferencia mañanera el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que sí está enterado de esa crisis en lo general.

Al respecto, dijo: “una de las cosas que heredamos fue este astillero en España, en condiciones también muy desventajosas para Pemex: a pesar de tener mayoría [de acciones], la decisión la tomaban los otros socios, y todo esto se está ordenando ya y no hay influyentismo que valga”.

El ordenamiento del que habla el presidente se da en medio de una severa crisis que estalló por el incumplimiento en la construcción del crucero de lujo Azora, para Ritz Carlton, del cual se derivó una pugna interna por el control del astillero más importante de la región, una profundización de su endeudamiento y hasta un paro de labores, que lo colocan en ruta de la quiebra.

Pero así como Pemex detuvo todo el flujo de combustibles por los ductos cuando el gobierno de López Obrador decidió frenar de tajo el multimillonario robo, también canceló las operaciones del astillero vigués para investigar posibles actos de corrupción y cancelar los abusos, sin importar que esto pueda generar un conflicto entre México y España, pues se habrían perdido ya unos 1 mil empleos en las empresas subcontratistas.

Y es que tal como lo apuntó el presidente López Obrador al describir su participación como desventajosa, desde el 26 de noviembre de 2013 –cuando se realizó la compra de las 510 acciones del astillero–, Pemex fue marginada de las decisiones a pesar de que había rescatado a la empresa de la quiebra, porque así lo aceptó la administración de Emilio Lozoya Austin, actualmente prófugo de la justicia.

Fue gracias a los contratos para construir dos floteles como el astillero salió de su crisis económica. En febrero de 2014 inició la construcción de las dos unidades flotantes de alojamiento para trabajadores de las plataformas marinas en los astilleros Navantía y Barreras, localizados en las ciudades de Ferrol y Vigo (en Galicia, España).

Hijos de J Barreras es una de las inversiones más importantes de la petrolera en el extranjero, que involucró su esquema de inversiones trianguladas a través del Grupo PMI. De allí la importancia de que se transparente el tema.

Veremos cómo se resuelve este conflicto que involucra a los dos países, pero también a la cruzada anticorrupción lanzada por el actual gobierno mexicano.

Acuerdos en el Consejo

Hasta ahora nada de esto se ha ventilado en las versiones públicas de las actas del Consejo de Administración de Pemex. Lo único que se reveló recientemente [el 15 de agosto del año pasado] fue la transferencia de las unidades habitacionales flotantes denominadas Reforma Pemex y Cerro de la Pez.

En el acuerdo CA-103/2019, el Consejo autoriza continuar la transferencia de los dos floteles, como parte de la reorganización corporativa de Pemex; también, modificaciones al contrato 428224804 de servicios de alimentación y hotelería para la unidad Reforma Pemex. Los consejeros también acordaron que la filial privada PMI Norteamérica, SA de CV, sea la que administre y opere ambas unidades.

Finalmente un tema a destacar derivado de la declaración del presidente López Obrador el pasado 22 de enero es el de la limpia al interior de PMI Comercio Internacional, cabeza del Grupo PMI. “Están cambiando también en Pemex los procedimientos y también los servidores públicos, había servidores públicos en Pemex [PMI Comercio] Internacional que llevaban 30 años y ya llevaban mucho tiempo; y ya se renovó la dirección de Pemex Internacional”, indicó el mandatario. Así las cosas en la petrolera.

Nancy Flores

[AGENDA DE LA CORRUPCIÓN] [COLUMNA]