Autor:

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador informara en la conferencia mañanera del miércoles 22 de enero que un hombre de 57 años en Tamaulipas podría estar infectado con el coronavirus de origen chino (nCoV), hoy la secretaria de Salud del mismo estado, Gloria Molina Gamboa, descartó el presunto caso de virus de Wuhan, ya que tras varias horas de analizar las muestras en el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (Indre) se determinó que se trata de un resfriado común. No obstante, ese mismo día se reportaron otros tres casos sospechosos localizados en Jalisco, que ya se investigan.

El subsecretario de Prevención y Protección de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, afirmó que el nCoV es “un nuevo virus, por lo tanto se trata de una enfermedad emergente que hasta el momento no muestra evidencia que tenga un comportamiento grave, [ya que] sólo una pequeña porción de la población ha fallecido [18 personas]”.

En la conferencia celebrada en la Secretaría de Salud el 23 de enero, agregó que las enfermedades emergentes se identifican por tres características esenciales: por su mecanismo de transmisión, el cual se trata de un mecanismo respiratorio, por su capacidad de transmitirse de humano a humano –al principio se pensó que sólo se transmitía de animales a humanos, pero hoy se sabe que también de humano a humano– y por su capacidad de causar enfermedad, en este caso una infección respiratoria aguda.

En ese sentido, José Luis Alomia Zegarra, director general de Epidemiología, explicó que “cuando tenemos un nuevo virus, las principales expectativas que se tienen que resolver es poder identificar cual es su capacidad de generar enfermedad grave, conocer su potencial para poder estimar cuántos casos graves va a haber y eso que va a significar en materia de saturación de nuestros hospitales, cuántas camas tenemos disponibles en unidades de cuidados intensivos, cuántos respiradores, cuántos ventiladores, todo esto debe estar preparado”.

Mostró que el IMSS cuenta con 1 mil 867 camas de atención crítica y 2 mil 565 ventiladores; el ISSSTE, 551 camas y 3 mil 64 ventiladores; Pemex, 102 y 103; y hospitales de alta especialidad, 218 y 443, respectivamente.

Asimismo, López-Gatell destacó que es muy probable que las personas puedan tener distintas enfermedades respiratorias e infecciosas en los siguientes meses porque es temporada de frío, y que incluso podrían tener lo mismos síntomas iniciales que provoca el nCoV [fiebre, tos, dolor de cabeza, malestar general, catarro, estornudos, congestión nasal], pero subrayó que existen cientos de virus más que los provocan. No obstante, enfatizó que “si presentaran dificultad para respirar, dolor de pecho y somnolencia, son signos de alarma que deberían llevarles a que busquen una atención médica”.

Respecto a las medidas sanitarias que se apliquen en los puntos de entrada de los aeropuertos del país, el doctor Alomia Zegarra declaró que “en este momento no hay una indicación de restricción de los viajes, por lo tanto no hay una indicación de que todos los pasajeros tengan que ser revisados y producto de esta revisión haya alguna prohibición de su entrada al país”.

Agregó: “Nosotros no tenemos más que un vuelo directo de China y este aterriza en la localidad de Tijuana con quienes ya entramos en coordinación, con la Secretaría de Salud, para actividades puntuales que ellos van a hacer con los que lleguen de estos vuelos”.

Por su parte, Ricardo Cortés Alcalá, subsecretario de Salud de la Ciudad de México, determinó que “no hay razón para que la gente entre en pánico para este evento ni tampoco restringir el comercio de productos provenientes de este país [China], sólo hay que seguir las medidas universales de prevención que son el lavado continuo de manos y realizar el estornudo conocido como ‘de etiqueta’”.

Finalmente, el subsecretario de Prevención y Protección de Salud expresó: “tenemos la confianza de que el país está preparado. Hemos estado haciendo ajustes en los protocolos de preparación y respuestas en las emergencias de salud a lo largo de 2019, y hoy los estamos poniendo en práctica, estamos tranquilos de que estamos preparados para distintos escenarios si es que esto tuviera otra evolución”.

Viridiana García