Autor:

Al no contar con más alternativas, la CRAC-FP de Chilapa, Guerrero, entrena a menores de edad –desde los 6 años– para enfrentar la inseguridad y violencia que se vive en la región, aseguró la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC).

En conferencia de prensa, integrantes de la CRAC agregaron que el reclutamiento de los menores no fue forzado sino “un acto de desesperación”, al no encontrar otra salida para enfrentar a los grupos delincuenciales que despojan a las comunidades de sus espacios.

Al cuestionarles sobre si el interés superior de la infancia no se está respetando al adiestrar a menores de edad en el uso de armas de fuego, Gonzalo Molina, vocero de la CRAC-PC, explicó que los niños deben disfrutar su infancia, “lamentablemente, en esta situación no quedó alternativa”. Señaló que los ancianos también deberían disfrutar su tercera edad, sin embargo, algunos son parte de los policías comunitarios que enfrentan a la delincuencia por los altos niveles de violencia.

Molina explicó que Chilapa es una zona muy conflictiva, plagada de crimen organizado, que ha generado que a lo largo de los años los niños queden huérfanos, las mujeres queden viudas o pierdan a sus hijos y que los adultos mayores no puedan descansar; y advirtió que esta situación es responsabilidad del Estado, ya que no ha procurado a las poblaciones.

Asimismo, un concejero de la CRAC-PC sin identificar mencionó que el incremento de violencia no ha parado con el nuevo gobierno, y que los patrullajes de la Guardia Nacional sólo se dan en ciudades grandes, pero que en la sierra y en los pueblos no existe la prevención contra los delitos.

Molina señaló que sólo en Chilapa se están capacitando a niños por la complicada situación y en lo que respecta a la Casa de Justicia del Paraíso, ubicada en Ayutla de los Libres –dirigida por él– no contemplan adiestrar a menores de edad y sólo esperan contar con mayores de 18 años que ya puedan tomar su propia determinación.

Molina advirtió que, aunque ambos pertenecen a la CRAC, la facción que representa no puede hablar a nombre de la de Chilapa, ya que sólo conocen los aspectos generales, aunque respetan sus decisiones y autonomía. Asimismo, agregó que desconoce si otra organización de la CRAC ha recurrido a tomar medidas similares.

Indra Cirigo