Autor:

Al confirmar que no permitirá nepotismo, amiguismo e influyentismo, el presidente Andrés Manuel López Obrador reveló que uno de sus hermanos intento hacer gestorías con el gobierno de Chihuahua, y le cerraron las puertas.

Ello, porque el año pasado el propio presidente envío un memorándum para que nadie se corrompa o retorne a las viejas prácticas. En su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional dijo que no permitirá que su esposa, hijos, hermanos, tíos, primos, nueras realicen gestiones.

Dijo que cualquier funcionario o servidor público que reciba solicitudes irregulares están autorizados para mandar al carajo a los promotores de la corrupción. En este contexto aseguró que la corrupción y el robar “es un problema de salud” y una verdadera enajenación que ya no se permitirá.

José Réyez