Autor:

Autoridades de la alcaldía de Iztapalapa y de la Ciudad de México permitieron la invasión y construcción de predios en la zona natural protegida del Cerro de la Estrella, denunció Jorge García, activista social y ambientalista. Lo anterior, con decretos para cambios de uso de suelo que trajeron como consecuencia que la zona disponga sólo con 90 hectáreas de las 1 mil 100 que había en 1938.

Jorge García advirtió que los decretos para el cambio de uso de suelo se dieron en la administración de Alejandro Encinas, durante 2005, y de Miguel Ángel Mancera, en 2014. Así, en 2005, de 147 hectáreas se redujeron a 121, de las cuales la mitad se perdió al decretar la regularización de zonas invadidas; “escriturar los terrenos” durante el mandato de Mancera.

En el “Taller para la defensa de la tierra y el territorio”, García indicó que las administraciones del exdelegado Jesús Valencia, la exdelegada Dione Anguiano y la actual alcaldesa Clara Brugada han hecho caso omiso a la orden de prohibir la escrituración y construcción en la zona, emitida en 2015 por un juez. Además de que tampoco han reubicado a quienes habitan de forma provisional en el Cerro.

Asimismo, indicó la importancia cultural del área por la existencia de vestigios arqueológicos “de suma importancia” donde se celebraba la ceremonia del fuego nuevo por los mexicas. El activista apuntó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) no se ha pronunciado al respecto, y tampoco ha publicado los estudios antropológicos realizados a finales del siglo pasado, donde se expone la riqueza cultural y rescaten los restos arqueológicos.

Jordana González