Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su administración no se edificarán nuevas presas, proyectos que han generado decenas de conflictos sociales.

“No se puede hacer ninguna obra en contra de la voluntad de la gente”, comentó en Palacio Nacional.

El titular del Ejecutivo indicó que el proyecto de La Parota, en Guerrero, “tiene oposición y no se va a construir esta presa”.

Tampoco se construirán: el Paso de la reina, en Oaxaca, ni la de Boca del Cerro, en el cañón del Usumacinta. Lo único que se tiene proyectado es una ampliación en el Chicoasén.

Expuso que no se harán nuevas presas porque se van a remodelar las turbinas de las presas para la generación de energía.

Érika Ramírez