Autor:

El asesinato selectivo del líder de las fuerzas Al Quds, Qasem Soleimani, el pasado 3 de enero, no es la única ejecución selectiva ordenada por Estados Unidos. Además de éste, han sido liquidados el líder Abu Madhi Al Mohandis y el influyente guerrillero Mullah Nangyalay. También, se incluye el intento de asesinato de Adbul Reza Shahlai, en Afganistán [el mismo día del asesinato de Soleimani].

Por ello, el doctor Moisés Garduño García aseveró que se trata de una “operación de amplio espectro” efectuada por Estados Unidos, la cual da un golpe contra el pensamiento estratégico iraní.

Al participar en la mesa de análisis “Las tensiones entre Irán y Estados Unidos: análisis de coyuntura actual en el Medio Oriente” –realizada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM–, el internacionalista indicó que estos asesinatos tienen la intención de dañar la presencia iraní en Medio Oriente, tras la estrategia fallida de “máxima presión” estadunidense. Ello, porque  China continúa siendo el único país que mantiene la compra de petróleo iraní.

Lo común entre las víctimas es su participación en la coordinación de operaciones terrestres con Soleimani, las cuales se guiaban por un sentimiento antiestadunidense, antiimperialista y antisionista, afirmó el doctor Garduño.

Agregó que la respuesta de Irán –los bombardeos a la bases estadunidenses en Irak, el pasado 8 de enero– fueron en defensa legítima: una respuesta apegada al derecho internacional. El doctor mencionó que esto también tiene relación con la ley aprobada por el parlamento iraní, que consideraba a Estados Unidos como una “fuerza terrorista”.

En contraste, Estados Unidos tuvo la posibilidad de detener los misiles pero no lo hizo. “No está de más decir que la maniobra iraní fue leída detenidamente por el ejército estadunidense: la evidencia para este argumento radica en los misiles iraníes (Qaim-1 y Fateh 313), cuya trayectoria fue transmitida en vivo por los medios de comunicación nacionales”.

Para el doctor Garduño García, académico de la Facultad de Ciencias Políticas, el asesinato selectivo no es algo nuevo en Medio Oriente, debido a los conflictos históricos con Occidente. El resultado del golpe estadunidense representa “el advenimiento de una necesaria reorganización estratégica que Teherán tendrá que hacer tarde o temprano”.

Nayeli Escalona