Autor:

El outsourcing ilegal por defraudación fiscal implica que tres o más personas se juntan para defraudar, dijo esta mañana Carlos Romero Aranda, procurador fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Agregó que, por ello, en el combate a éstas se pueden realizar escuchas a sus conversaciones, tener testigos protegidos que cooperen con la justicia y hacer cateos.

Esas empresas, dijo el procurador, no tienen activos, usan testaferros y se constituyen con un fin ilegal, pues defraudan al IMSS, al SAT y al Infonavit, por ello constituyen un tema de delincuencia organizada que se castigará con 20 años de cárcel.

Nancy Flores