lunes 6, julio 2020

Autor:

El gobierno de la República inició este martes el proceso para vender todas las aeronaves para transporte de servidores públicos que no realizan funciones de seguridad o auxilio a la población. Se trata, en una primera etapa, de 28 unidades de siete dependencias.

El director general del Banco General de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez, indicó que son 19 aviones y nueve helicópteros de siete dependencias: la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Secretaría de Marina (Semar), la Presidencia (asignados anteriormente al desaparecido Estado Mayor Presidencial), la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Durante la conferencia de prensa celebrada esta mañana en el Palacio Nacional, Mendoza Sánchez informó que el monto mínimo que espera recibir el gobierno federal es de 2 mil 500 millones de pesos.

El funcionario señaló que en total se han identificado 72 aeronaves (33 aviones y 39 helicópteros) susceptibles de vender. En procesos posteriores, la Fiscalía General de la República (FGR) y Pemex realizarán las subastas de las 44 restantes.

El presidente de la República señaló, por su parte, que “sólo quedarán los aviones que se utilizan para la seguridad, los que utiliza el Ejército, la Marina. Son los únicos que tienen permiso, autorización: los que están al servicio a la población: ambulancias aéreas, equipo para apagar incendios y, desde luego, la seguridad pública y la protección civil. Pero no para el traslado de funcionarios”.

Andrés Manuel López Obrador agregó que no habrá más derroches en la adquisición de aeronaves de lujo, porque anteriormente “los funcionarios se sentían reyes; eran como una monarquía criolla y vivían colmados de lujos y de privilegios”.

Zósimo Camacho