Autor:

Los cobros por atención médica en algunos hospitales y clínicas del Instituto de Salud y Bienestar (Insabi), obedecen a que prevalecen inercias y manejo de dinero discrecional en el sector salud, pese a que la Constitución establece el derecho del pueblo a la salud y la ley de Salud señala que no se pueden cobrar cuotas a la población, advirtió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia matutina, el mandatario dijo que quienes no ven bien el programa gratuito de salud, reaccionan no solo por las cuotas, sino por el manejo de dinero discrecional. Se trata, dijo, de una cuestión ideológica “cómo que no se va a cobrar; eso es populismo, cómo entregar medicinas gratuitas; hay mucha gente que no coincide pero nosotros vamos a seguir con la transformación y vamos a garantizar la salud y la educación para todos”, subrayó.

Dijo que la atención médica y medicamentos, como en Holanda y Dinamarca, es el derecho a la salud, pero en México hace falta sensibilizar a médicos, enfermeras, directivos, servidores públicos, por lo que indicó que se dará más información para la atención integral a la población,  a través de cuatro coordinaciones del sector salud: medicamentos, personal, instalaciones e infraestructura. “Son cuatro responsable que deberán rendir cuentas, por eso se incrementó el presupuesto en 40 mil millones de pesos”.

En México el problema se salud no es por falta de presupuesto, sino de corrupción, por ejemplo en el robo de medicamentos, en Dinamarca no hay corrupción, esa es la diferencia, como tampoco hay pobreza y la salud es gratuita, por eso es un estado de bienestar. En México si se puede si combatimos esos flagelos.

José Réyez