Autor:

I. El inmortal vienés-austriaco Stefan Zweig sigue siendo noticia tras la obra que acumuló a lo largo de su vida: 1881-1942; publicando en vida 75 obras. Y es que recientemente se publicó la biografía de Américo Vespucio y Encuentros con libros. Esta información nos la proporcionó el reportero JA Aunión (El País, 6 de marzo de 2019), tras entrevistar a Jesús Marchamalo, quien ha seguido buscando al Zweig postmoderno y encontró publicado en la editorial nórdica la biografía: Stefan Zweig: la tinta violeta. Color de la tinta que usaba el novelista, biógrafo, cuentista, historiador y poeta, autor del libreto de una ópera, ensayos y cartas (en algunas de las cuales anunció su suicidio y se despidió de sus amigos). Otro libro por publicarse es La revolución interior; “una selección de sus textos nunca antes editados y poco conocidos”. Ensayos sobre León Tolstói, son una novedad sobre el grandioso ruso de dimensión universal. Y que, a su vez, son textos del mismo Tolstói. Así que la noticia de lo que Acantilado edita, nos entusiasma por la estética literaria del vienés quien, desafortunadamente, del único austríaco que nada dejó, es del gran pensador y jurista Hans Kelsen, quien en la época de Zweig era ya un sobresaliente tratadista sobre el derecho positivo y devastador crítico del metafísico derecho natural.

II. Dar a conocer a Zweig enriquece la historia de la literatura mundial, con textos inéditos para recrearnos en su concepción dramática, trágica, satírica; hermosamente desbordante de felicidad, emociones y sentimientos. Está su correspondencia: 1912-1942, particularmente con su primera esposa. Una vida de Stefan Zweig: nostalgias europeas, biografía escrita por Jean-Jacques Lafaye. El primero traducido por Joan Fontcuberta; el segundo por Herminia Daoer. Un ensayo de Mauricio Wiessenthal en su Libro de Réquiems. Regresando al texto Stefan Zweig, la tinta violeta de Jesús Marchamalo –con ilustraciones de Antonio Santos y fotografías–, no hay duda de que será un libro que enriquecerá lo que sabemos de quien con sus personajes históricos retrata a la humanidad. Y por sus páginas vive y revive la literatura romántica. Su testamento El Mundo de Ayer, es una joya de historia. En el libro de Carl E Schorske, Viena Fin-de-Stécle, es mencionado muy de pasada, no obstante que es una investigación de política y cultura. Pero toda la obra de Zweig es muy atractiva; pues para la elaboración de las biografías que escribió, investigó detalladamente y acopió gran cantidad de datos. Dio los últimos toques a la que realizó sobre Balzac, ya en el exilio.

III. Leerlo es motivar todos los sentimientos. Aún no en tengo en mis manos la biografía de Jesús Marchamalo, la última que he leído es la de Jean-Jacques Lafaye que resulta un repaso de la vida de Zweig hasta su final en Brasil en febrero de 1942. Empero, él vive en las páginas de su obra completa, por donde corre su prosa que hace presente cuanto sacó del pasado para permanecer siempre actual. Y así nos contagia de sus creaciones. Por lo que debemos ir a sus libros cuantas veces sea posible y adentrarnos en las miles de vidas que fue creando para insertarlas en historias con las que nos brindó obras de permanente vigencia. Y es que siempre nos deja o nos remueve recuerdos intensos. Fue un novelista universal, un biógrafo, cuentista y narrador maravilloso que nos contó sus recreaciones de la vida real y de su imaginación que lo hicieron un atractivo escritor. A él le debemos libros que nos entusiasman y por lo que vamos a ellos para encontrarnos con memorables biografías que nos ilustran, conmueven y nos hacen sentir lo sublime de la belleza de la literatura.

Ficha bibliográfica:

Autor:        Stefan Zweig

Título:        Enganchados a Zweig

Editorial:    El País, 6 de marzo de 2019

Álvaro Cepeda Neri

[MISCELÁNEO] [EX LIBRIS]