Autor:

México es el país de la OCDE con mayores afectaciones a causa de la obesidad y las enfermedades relacionadas, como la diabetes, hipertensión y cardiovasculares, advirtió el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño.

En el marco del seminario Sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país, Gurría Treviño alertó que este flagelo podría reducir hasta en un 5.3 el producto interno bruto (PIB). En tanto que en el resto de los países que integran la organización la reducción será del 3.3 por ciento.

Con el informe La pesada carga de la obesidad, el secretario general de la OCDE indicó que el sobrepeso es “uno de los desafíos de políticas públicas que más preocupan” a la organización. Además de que implica un tema económico de la mayor importancia.

“Lamentablemente no vengo a hablar en abstracto de los países que integran la OCDE, la obesidad en la población mexicana ha alcanzando niveles alarmantes”, enfatizó.

El exsecretario de Hacienda mexicano urgió a mejorar y fortalecer las políticas públicas, la legislación y los códigos en el país.

Alertó que en los próximos años se podrían registrar 92 millones de muertes en los países de la OCDE.

Gurría Treviño especificó que el problema de México es que el 73 por ciento de la población mexicana padece de sobrepeso. Destacó que el 34 por ciento de las personas obesas sufren de obesidad mórbida, el mayor grado de obesidad.

El secretario general de la OCDE señaló que esta problemática amenaza con reducir en cuatro años la esperanza de vida; además de disminuir la fuerza laboral. Hizo énfasis en que el crecimiento en la obesidad infantil se ha duplicado.

Exaltó que aunque México puso un impuesto a las bebidas azucaradas y los alimentos con alto contenido calórico, la magnitud del desafío requiere intensificar los esfuerzos con la promoción de actividad física, la concienciación de la problemática, generar políticas de prevención y llevar a cabo la reformulación de dietas más saludables.

Asimismo, introducir nuevos impuestos, subsidiar alimentos sanos y mejorar las prácticas de marketing de la industria alimenticia.

En el evento estuvieron presentes Jorge Alcocer, secretario de Salud; Zoé Robledo, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social; así como funcionarios de la OCDE y la secretaría de Economía.

Érika Ramírez

 

Leave a Reply