Autor:

La subasta que se llevó a cabo el fin de semana en Los Pinos, por parte del gobierno federal, reunió 52 millones de pesos, informó Ricardo Rodríguez Vargas, titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario dijo que en esta ocasión se vendieron “las joyas de la corona”: aeronaves, vehículos y casas de lujo. Entre lo más destacado un auto Lamborghini y un reloj de la prestigiada marca Rolex.

Los recursos serán destinados para la construcción de caminos en La Yesca, Nayarit y Atarjea, Guanajuato.

Érika Ramírez