Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que todos los involucrados en el caso de Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos por nexos con el crimen organizado, “se serenen” y cooperen con las investigaciones.

El su conferencia de prensa matutina, el titular del Ejecutivo aseguró que su administración no abrirá ningún proceso, “no podemos ensañarnos ni sudar calentaras ajenas”. Sin embargo, reiteró que no podrán ser parte de su administración.

García Luna, exfuncionario en las administraciones de Vicente Fox y Felipe Calderón, fue detenido por las autoridades estadunidenses por sus vínculos con el Cártel de Sinaloa.

Érika Ramírez