Autor:

A 18 días de concluir 2019, se habrían subejercido 20 millones de pesos etiquetados para los refugios que asisten a mujeres víctimas de violencia de género, denunció Wendy Figueroa. La directora general de la Red Nacional de Refugios (RNR) detalló que “de forma histórica hay refugios que nunca reciben el total del presupuesto asignado pese a presentar un proyecto”.

La defensora de derechos humanos explicó a Contralínea que los legisladores han justificado el otorgamiento parcial de los recursos porque, según ellos, las acciones contempladas en los proyectos elaborados por los refugios no son acciones dirigidas sólo a las mujeres”. Sin embargo, Wendy Figueroa aseguró que “todo es para ellas y sus hijos e hijas”.

Según la activista, los legisladores se excusan en que “no tienen el mandato de aplicar el ciento por ciento de un Presupuesto de Egresos de la Federación. Lo cual sabemos que sí lo tendrían que hacer”.

Y es que el financiamiento no es garantizado, ya que la forma en la que los refugios acceden al presupuesto es mediante convocatorias que, en ocasiones, no son claras, dijo Cecilia Toledo, investigadora en materia de derechos humanos de Fundar, Centro de Análisis e Investigación, AC.

En opinión de Wendy Figueroa, las convocatorias deberían suplirse por una política pública: la vida de las mujeres no puede combatirse con una convocatoria en donde no se pone en el centro las necesidades reales de mujeres, niñas y niños que fueron desplazados de manera forzada por la violencia misógina vivida por hombres con antecedentes penales, elementos policiacos o militares.

Es por ello que la Red Nacional de Refugios exigió a la llamada cuarta transformación que “se aplique” en su totalidad el presupuesto destinado para el año próximo, el cual incrementó en un 6 por ciento respecto de 2019, es decir 380 millones de pesos. Asimismo, pidió que no se disminuya, aunque aún no está publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Jordana González