Autor: y

Combate al nepotismo y la corrupción en el Poder Judicial de la Federación, ahorro en el gasto público, cambios en materia de paridad de género, reducción de las desigualdades en el acceso a la justicia y la recuperación de la confianza de la sociedad fueron los objetivos principales de Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, como ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Al presentar su primer informe de labores, el ministro informó que gracias al plan de combate al nepotismo, instrumentado dentro del Poder Judicial, en este año se lograron 598 movimientos de servidores públicos que incluyen adscripciones y readscripciones, de los cuales 98 fueron por nepotismo –preferencia para otorgar cargos públicos a familiares o amigos, sin importar el mérito para ejercerlo–; y 16 destituciones e inhabilitaciones de  funcionarios a causa de irregularidades patrimoniales, encubrimiento de actos de nepotismo o engaño a las autoridades.

“Estamos limpiando la casa. Todas estas medidas preventivas y reactivas buscan erradicar estas prácticas arraigadas en nuestro sistema de justicia […]. La corrupción y el nepotismo se alimentan de impunidad que por mucho tiempo la han acompañado. No toleraremos a servidores públicos que anteponen sus intereses […]. La corrupción judicial genera desigualdad y es un flagelo que debilita todas las instituciones públicas”, aseguró el ministro Zaldívar.

Austeridad

En presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, el presidente de la SCJN explicó que las instituciones del Poder Judicial se han sumado a la austeridad republicana, pues el ejercicio del presupuesto alcanzó una eficiencia de 99 por ciento, “abatiendo tendencia de subejercicio”; además de que se generó el ahorro de 2 mil 600 millones de pesos, destinados a proyectos estratégicos para fortalecer proceso jurisdiccional.

Asimismo, “se privilegiaron las contrataciones de bienes y servicios”, mediante licitaciones públicas, representando 70 por ciento del monto total contratado, mientras que 2018 fue el 30 por ciento, además de que se generaron ahorros de 13.5 millones de pesos, por la devolución de 13 inmuebles arrendados sin utilizar.

Paridad de género

El ministro Arturo Zaldívar también subrayó que una de las prioridades del Poder Judicial –desde que asumió el cargo el 2 de enero de este año– es la igualdad de género y la paridad. “La brecha de género que existe en las carreras más altas del sistema judicial es inaceptable. Por un lado porque representa una violación a los derechos de las mujeres al interior de la institución y, por otro, porque en una sociedad compuesta por hombres y mujeres es necesario que en todas las esferas de toma de decisiones participen paritariamente”.

Por ello, se realizaron dos concursos de oposición dirigidos exclusivamente a mujeres que concluyeron con el nombramiento de 25 nuevas juezas de distrito y 13 nuevas magistradas de circuito. Además, se implementaron acciones para prevenir y combatir la violencia de género; un ejemplo fue la destitución e inhabilitación por 10 años de un juez federal en Jalisco, por hostigamiento sexual y laboral.

También “se mejoraron los manuales y protocolos en materia de hostigamiento laboral y acoso sexual”; se realizó una capacitación con perspectiva de género y se aprobó la creación de una unidad de apoyo para mujeres en casos de acoso sexual, la cual brindará apoyo jurídico, médico y psicológico; el objetivo es que “las denunciantes reciban atención adecuada y oportuna para inhibir el temor a denunciar”, destacó el ministro presidente.

Desigualdad en el acceso a la justicia

Zaldívar Lelo de Larrea señaló durante la presentación del informe que “la posibilidad de obtener justicia ha sido históricamente desigual para ciertos grupos vulnerables”; como mujeres, indígenas, personas con discapacidad, personas de la diversidad sexual y migrantes. Por ello, se contrató personal hablante de lenguas indígenas con conocimiento de los usos y costumbres de cada región. “De esa manera aumentaron de 39 a 103 las variantes lingüísticas en las que se puede brindar atención”, indicó.

Asimismo, se amplió la cobertura de asistencia jurídica en materia de atención a personas migrantes repatriadas y refugiadas, mediante la creación de la Asesoría Especializada en Atención a Personas en Movilidad y sujetas a Atención Internacional. Y para mejorar la atención de personas con discapacidad se instauró el Sistema Ciudadano sobre Derechos de Personas con Discapacidad y se realizó una capacitación en la materia a servidores públicos.

En cuanto a la población carcelaria, el ministro presidente mencionó que se realizaron 38 mil visitas a los centros federales de readaptación social para dar seguimiento puntual a los servicios de defensa penal y se llevaron a cabo brigadas nacionales para brindar asesorías.

Además, se designaron oficiosamente abogados para que adultos mayores, indígenas y personas que padecen de alguna enfermedad crónica puedan ejercer su derecho de acceso a los beneficios preliberacionales. Zaldívar también se refirió a la creación de la Secretaría Técnica de Combate a la Tortura y Malos Tratos, con la cual se busca establecer, instrumentar y coordinar estrategias de combate a la tortura y tratos, crueles, inhumanos y degradantes.

Resoluciones

El también presidente del Consejo de la Judicatura Federal expuso la resolución de 429 asuntos, por parte del Tribunal Pleno, sobre la inconstitucionalidad del matrimonio infantil, discriminación a personas del mismo sexo, derechos de personas migrantes, transparencia y libertad de expresión; 3 mil 161 asuntos resueltos, por la Primera Sala, en cuestiones relacionadas con libertad de expresión y protección a minorías de discursos de odio, así como igualdad de género.

“La resolución de estos más de 7 mil asuntos pone de relieve la enorme carga de trabajo de este alto tribunal, que dificulta concentrar sus esfuerzos en la resolución de los casos más importantes para la sociedad”, dijo.

Por último, recordó su compromiso con la sociedad para lograr la “transformación del Poder Judicial de la Federación”, y aseguró que para poder generar ese cambio es necesario “derribar todas las barreras para que haya acceso a la justicia para todos”.

Karen Ballesteros y Aseneth Hernández