Autor:

Por incumplir con la normatividad ambiental que garantiza la confiabilidad de los monitoreos de la calidad del aire a la que se expone la ciudadanía, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera parcial y temporal la Estación de Monitoreo del Aire de Tlaxcala.

Lo anterior en seguimiento a la Recomendación 32/2018 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos “y como parte de las acciones programadas para regularizar procedimientos de gestión y control de calidad del aire”.

Por ello, en agosto la Profepa realizó una inspección a la Estación de Monitoreo –operada por la Coordinación General de Ecología del gobierno de Tlaxcala– y encontró que no se “contaba con los procedimientos de gestión del aseguramiento y control de calidad; no se mostró evidencia de la calibración del equipo calibrador de dilución dinámica y tampoco de la calibración realizada a los analizadores de gases de contaminantes”, señaló en un comunicado.

La Profepa se dijo comprometida con la regulación de las estaciones de monitoreo del aire para que operen de acuerdo con lo previsto en la Norma Oficial Mexicana NOM-156-SEMARNAT-2012. Asimismo, se busca dar certidumbre en los informes de calidad del aire emitidos a la ciudadanía.

Isaac Hernández