Autor:

Las Comisiones Unidas de Estudios Legislativos y de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia modificaron las leyes General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes y a Nacional de Ejecución Penal, a fin de obligar a las autoridades penitenciarias a tratar adecuadamente a los menores de 3 años de edad que se encuentran junto a sus madres en reclusión.

En el marco de la novena reunión ordinaria de la Comisión de Asuntos Legislativos, el senador Manuel Añorve Baños señaló que los infantes resguardados con sus madres en centros penitenciarios están expuestos durante sus primeros 3 años a situaciones de constante violencia, hacinamiento, insalubridad y circunstancias inadecuadas.

Agregó que no existe una infraestructura que procure a los menores, en temas como atención pediátrica, alimentación, esparcimiento, convivencia y recreación.

Por ello, se reformaron los artículos 10, 50 y 116, y se agregó un Capítulo Séptimo Bis a la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, titulado “Garantías mínimas de protección de los derechos de niñas y niños, hijos de mujeres y hombres privados de la libertad”. Además, se adicionan los artículos 10 y 36 de la Ley Nacional de Ejecución Penal.

Con lo anterior, los centros penitenciarios realizarán dictámenes con estudios médicos individuales para determinar si los menores tienen alguna discapacidad; de ser así, no podrán ser separados de su madre y se ampliará el periodo de estancia en el reclusorio. En contraste, si el dictamen no muestra discapacidad, serán retirados gradualmente procurando el vínculo emocional con su madre.

El senador guerrerense expuso que “la custodia de las niñas y niños que sean separados de su madre o padre interno y salgan del centro penitenciario se otorgará a un familiar designado por la madre o padre, o bien se otorgará a la institución de asistencia social competente, en un término no mayor a 24 horas, donde se harán los trámites correspondientes, y fortaleciendo de esta forma el sano desarrollo de los menores de edad”.

Dichas modificaciones y adiciones propician las condiciones para garantizar el interés superior de los menores y enriquecen el modelo de protección de las niñas y niños de acuerdo con los estándares internacionales y en armonía con la ley que los protege. Finalmente, los dictámenes fueron remitidos a la Mesa Directiva para su publicación en la Gaceta Parlamentaria y serán incluidos en el Orden del Día la próxima sesión ordinaria.

Nayeli Escalona