Autor:

Más de 90 inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) fueron capacitados para el manejo de detección de bifenilos policlorados (BPC) –utilizados como líquidos aislantes de transformadores–, por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en coordinación con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

El taller se desarrolló para que México cumpla con los compromisos internacionales estipulados en el Convenio de Estocolmo, respecto de la protección a la salud humana y al medio ambiente con la eliminación total de los BPC antes de 2028.

Los bifenilos policlorados son una sustancia cancerígena perteneciente a los contaminantes orgánicos persistentes (COP), que durante 30 años se han ocupado en transformadores, capacitores eléctricos, balastras, entre otros. Por el riesgo que representan, desde 2001 se han tratado de eliminar al promover el uso de mejores prácticas y tecnologías.

Ahora, los inspectores serán capaces de emplear 300 kits Clor-N-Oil-050 para identificar la presencia de BPC en concentraciones por arriba de 50 ppm, en instalaciones industriales y de servicios. La Semarnat espera que con esas inspecciones se integre un inventario de poseedores, y a partir de éste buscar una estrategia para eliminar la sustancia peligrosa.

Nayeli Escalona