Autor:

A 1 año de la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, miles de personas inconformes con su gobierno marcharon del Ángel de la Independencia al monumento a la Revolución, en una movilización organizada por la asociación civil Nosotros Somos Chalecos México, dirigida por la actriz Alejandra Morán; así como por los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

Además asistieron políticos del partido Futuro 21, la asociación UNE México, la asociación Hijas de la MX, el Congreso Nacional Ciudadano, la asociación Pro NAIM, la Red Nacional  de Organizaciones de la Sociedad Civil (Redosc) y la Red por el Rescate de México.

En entrevista con Contralínea, Alejandra Morán, vocera de Chalecos México,  mencionó que las principales inconformidades con el gobierno actual son la falta de respeto a las instituciones, a la ley, a los organismos autónomos; el tema de la salud, la seguridad, educación, empleo, y “el nuevo aeropuerto, que es tan importante para poder recuperar un poco de certeza financiera en los mercados internacionales”.

Morán expresó que Chalecos México marchó en representación de la familia Le Barón, “por los 32 mil muertos de este año y todos los del pasado. Son más de 300 mil muertos durante estos años”, que incluyen los gobiernos panistas y priístas.

“Traición a la patria”

Durante la marcha, Edmundo Arturo  Ibarra, dirigente de la Red para el Rescate de México, dijo a esta revista que esa asociación sólo tienen dos objetivos: “quitar a Andrés Manuel de la Presidencia por traición a la patria y la creación de un instituto ciudadano apartidista que se encargue de contratar a nuestros funcionarios públicos”.

El dirigente antiaborto y anti-matrimonio igualitario calificó  al gobierno de López Obrador de comunista, por dar asilo a Evo Morales, por “desmantelar  a las instituciones autónomas” y porque “puso a Rosario Piedra en la Comisión Nacional de los Derechos Humanos”. Agregó que “esos  son claramente los pasos que lleva esa agenda comunista”.

A la Red se ha integrado “gente de México Libre, del Partido Colosista, gente del PAN, del PRD, del PRI; no tenemos ningún problema porque lo que buscamos es un bien superior, que es la creación del Instituto Ciudadano”, externó Ibarra, quien dijo que con éste “vamos a ser el país más próspero en América Latina”.

Por su parte Francisco Torres Landa, dirigente de la asociación UNE México que busca conformarse como partido político, comentó que marchan por la preocupación que les genera la inseguridad en el país. “Se nos dijo que se iban a hacer cosas distintas y en su dicho se dijo exactamente ‘que regresen a los cuarteles las fuerzas armadas’, eso no solamente no se cumplió sino incluso se elevó a rango constitucional el que la militarización sea hoy una realidad”, compartió en entrevista el también socio director de la firma de abogados Hogan Lovells, BSTL.

“A un año de distancia se tenía que celebrar porque se hubiera hecho una lucha frontal ante la corrupción, tampoco ha sucedido; ¿cómo me puede explicar que luchan contra la corrupción si 77 por ciento de las licitaciones se adjudican en forma directa? Todavía hay margen de maniobra para que podamos ser un país como el que se soñó en el momento en que la gente votó el año pasado, pero si no enderezamos el camino esto va directito a un abismo” comentó Torres Landa.

“Haber cancelado Texcoco  me lanzó una señal ominosa de que en nuestro país los contratos aunque estén firmados tampoco se van a respetar y por eso no nos debe extrañar que nos hemos convertido en un lugar donde la inversión ya no fluye, y si la inversión ya no fluye no puede haber crecimiento económico. Que no nos maree con que si hay simplemente distribución del ingreso va a haber mejores condiciones, eso no es cierto”, señala el también columnista de Forbes.

Falta de apoyo a campesinos

En la marcha también hubo reclamos para el campo. “Los campesinos no han podido todavía levantar su cosecha porque no hubo apoyo de fertilizante, no hay tractores, no hay maquinaria, no hay proyectos productivos”, dijo a Contralínea David Contreras Silva, dirigente nacional de la Red Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil, conformada por más de 900 organizaciones.

“Lo que estamos diciendo a Andrés Manuel es que no nos engañe porque él dijo que iba a apoyar a los campesinos pobres y no está apoyando, está buscando nada más entregar tarjetas de limosna de 5 mil pesos. Lo que va a generar es que haya un campo tirado, un campo pobre y ¿quién va  a producir los alimentos?”, se preguntó molesto el dirigente.

“Creemos importante que reconsidere su política pública hacia el campo y le otorgue presupuesto a los  campesinos, a los indígenas, con proyectos productivos y estratégicos  para el campo y los productores rurales”, agregó Contreras Silva.

La marcha organizada por Nosotros Somos Chalecos México culminó con un mitin frente al monumento a la Revolución, donde se solicitó un minuto de silencio por los asesinados de la familia Le Barón en Sonora a principios de noviembre.

“No hay seguridad,  nos están matando y no se está haciendo nada. No estoy de acuerdo con lo de ‘abrazos, no balazos’, se tiene que actuar de inmediato para que no hayan más muertos. Eso es lo principal”, demandó Maricela, miembro de la asociación Hijas de la MX.

Isaac Hernández

 

Leave a Reply