Autor:

Desde un Zócalo totalmente lleno, el presidente Andrés Manuel López Obrador aprovechó el festejo de su primer año en el gobierno para mandar un mensaje claro al mandatario de Estados Unidos, Donald Trump: “No aceptamos ningún tipo de intervención, somos un país libre y soberano”.

Luego de agradecer al político estadunidense “por su solidaridad expresada en la crisis de violencia en Culiacán y tras los lamentables y dolorosos hechos en los que perdieron la vida tres mujeres y seis niños de las familias mexico-estadunidense LeBarón y Langford”, dijo que Trump “nos ofreció ayuda y respetó nuestro derecho soberano a decidir con independencia y libertad”.

Por ello, se comprometió a que el gobierno de México cumplirá con su responsabilidad de hacer justicia.

Al inicio de su discurso dedicado al pueblo mexicano —que “es el gran señor, el amo, el soberano, el gobernante, el que verdaderamente manda, gobierna y transforma”—, criticó nuevamente al neoliberalismo, periodo en el que “se hacían leyes sin considerar el interés público”.

Ahora, aseguró el presidente, “las reformas a la Constitución tienen el propósito de garantizar el desarrollo del país y el bienestar del pueblo. Por ejemplo: las principales reformas y leyes aprobadas por los legisladores han sido las del combate a la corrupción; la ley de austeridad republicana; la de extinción de dominio para recuperar y devolver al pueblo lo robado; la reforma al Artículo 28 de la Constitución para prohibir la devolución de impuestos; la clasificación del robo de combustibles, la evasión fiscal y el fraude electoral como delitos graves; la eliminación del fuero al presidente para que pueda ser juzgado en funciones por cualquier delito; la revocación de mandato; la consulta popular; la nueva ley laboral que garantiza el voto libre, secreto y directo en los sindicatos; la ley de salud para garantizar a todos los mexicanos la atención médica y los medicamentos gratuitos”.

López Obrador también destacó cómo un logro de su gobierno “la cancelación de la mal llamada reforma educativa”. También, “la reforma a la Constitución que permite a elementos del Ejército y la Marina participar en tareas de seguridad pública e instituye la Guardia Nacional”.

Uno de sus propósitos ahora, dijo, Además, es elevar a rango constitucional el derecho a las pensiones de adultos mayores y personas con discapacidad y a las becas a estudiantes pobres en todos los niveles de escolaridad, por lo cual ha mandado iniciativas al Congreso en ese sentido.

“Como lo he dicho muchas veces, la principal tarea del gobierno es desterrar la corrupción política. Estamos poniendo orden desde la cúpula del poder; por eso estamos limpiando al gobierno de arriba para abajo, como se limpian las escaleras”, indicó.

 

Leave a Reply