Autor:

Víctor Villalobos Arámbula, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), indicó que la dependencia busca el bienestar de los más pobres de país, por ello, junto con la Secretaría del Bienestar, impulsará los centros integradores del desarrollo social.

En el marco de la conferencia “Autosuficiencia alimentaria e innovación tecnológica con prácticas sustentables”, Gabriel García Hernández, coordinador de Programas para el Desarrollo de la Secretaría de Bienestar, expuso que dos de los problemas que enfrentan las familias más pobres del país en el sector rural, para obtener los beneficios sociales, es la falta de acceso a las instituciones bancarias y al internet.

En las instalaciones de la Sader, García Hernández destacó que en el ámbito rural hay que “ordenar, teníamos una administración que era un poco desconectada. La información de producción del campo no se veía con los demás programas de desarrollo”.

Expuso “que en el país somos 120 millones de mexicanos, de los cuales 55 millones están en pobreza. El problema más agudo es que 9.3 millones están en pobreza extrema”.

El funcionario indicó que al momento ya hay 21 millones de personas que reciben una transferencia económica de alguno de los programas sociales y habitan en las zonas de más pobreza. De este universo, 15 millones sí tienen una cuenta bancaria; 4.5 no cuentan con ella. Además, “no existen bancos en 1 mil 877 de los 2 mil 458 municipios” del país.

La instalación de 13 mil 500 centros integradores comunitarios tienen como propósitos allegar servicios de integración bancaria y, en consecuencia, los programas para el Bienestar. En estos, también, se practicará desde “abajo y con la gente, la democracia participativa […]. El centro pretende promover el desarrollo “a como dé lugar”, citó al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Érika Ramírez

 

Leave a Reply