El secretario de Hacienda busca culpables

 •  0

Autor:

I. El hasta ahora segundo titular de la Secretaría de Hacienda (y casi nada de Crédito Público, el segundo apellido de esa antigua poderosa institución que ha estado en el filo de “irse al diablo”), Arturo Herrera, cada vez más desenvuelto y confianzudo ante reporteros y entrevistadores, no ha dejado de abrir la boca y soltar la lengua para tratar de dar la cara a las impugnaciones por el retrasado y dañino modo de salir al paso de la falta de crecimiento y desaceleración económicos. Esto tiene al sector privado, representado por el millonario regiomontano y jefe de gabinete del lópezobradorismo Alfonso Romo –y de quien algunos aseguran que nunca le leyó la cartilla al tabasqueño por su necedad de impedir las inversiones públicas–, exactamente “privado” de entrar a su correspondiente participación en la economía del país, mostrando que hasta ahora todo va como hace casi un año: ni para atrás ni para adelante.

II. Así que nuestro flamante secretario de Hacienda acaba de soltar al reportero R. González Amador (La Jornada: 28/X/19) que el freno que tiene la economía del país es debido a “factores externos”; lo cual es una mentira, no de a kilo, sino de toneladas. Ya que todo empezó internamente cuando al frente de esa institución estuvo Carlos Manuel Urzúa Macías, quien insistió mucho para que Andrés Manuel López Obrador se dejara de tonterías de austeridad y el sector público empezara a invertir. Además de no cancelar proyectos ya concretados para impedir lo que ahora tenemos y que puede ser una crisis del tamaño de Argentina o Brasil o Chile en cuanto a protestas sociales por la falta de empleo, la disminución del gasto de los mexicanos (con todo y la baja de los precios) y, sobre todo, que el sector empresarial privado se decida a entrar rápidamente a las licitaciones de las obras anunciadas por el lópezobradorismo, ya que de ello depende que recobremos el desarrollo económico para la generalidad nacional.

III. Ya son varias las declaraciones de Herrera en ese sentido, aunque nada se nota todavía. En cambio, para justificar la crisis interna salió con la idiotez de que “factores externos” han frenado nuestra economía. Esto es, pues, una absoluta mentira, ya que todo se debe a que la llamada austeridad lópezobradorista, simultáneamente al combate a la corrupción, ha impedido el acuerdo de los sectores privado y público para que, con sus respectivas inversiones y gasto, hubiera un despegue en todas las actividades. Evitando de esta manera estar dentro de una crisis provocada por tardías decisiones. Urzúa renunció porque su programa de inversiones fue rechazado. Y para no quedar mal con su jefe, Herrera busca culpable de nuestro desastre. Con la foto de Herrera en la primera plana del periódico La Jornada, y la entrevista dentro de sus páginas, busca Arturo Herrera Gutiérrez justificar –más no explicar– que los factores externos han estado sumiendo a nuestra economía; para dejarla en las condiciones que actualmente presenta: un desastre que acarreará prontas consecuencias sociales.

Álvaro Cepeda Neri

cepedaneri@prodigy.net.mx

 

Leave a Reply