Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que no le preocupan mucho las amenazas lanzadas por algunos de sus opositores, porque los “conservadores no se han podido articular como grupo reaccionario. Están desesperados y exageran, cometen errores y la gente se da cuenta”, pero advirtió: “no les daré consejos”.

En su conferencia de prensa agregó que el pueblo debe decidir entre acabar con la corrupción o no. El fondo del debate, dijo, es precisamente eso: “si se mantiene la corrupción o la erradicamos porque ese era el principal problema de México”.

Al invitar a su “cuarto” informe de gobierno que dará el próximo 1 de diciembre, preguntó: “¿Queremos que continúe ese régimen corrupto o entre todos desterramos la corrupción de México? Ése es el fondo. Lo demás es otra cosa: ver si hay o no crecimiento económico, si se apoya más a un sector que a otro. Pero aquí lo básico es no permitir la corrupción. Por eso la convocatoria es a unirnos para que no se detenga el combate a la corrupción y para que ya no sigan gobernando los corruptos, y no haya desigualdad producida por la corrupción que imperaba.”