Autor:

El ingreso presupuestal del sector público sufrió una disminución de 12 millones de pesos durante el periodo enero-septiembre de 2019 debido a la variación de los ingresos petroleros y no petroleros, indica un análisis del Instituto Belisario Domínguez, órgano dependiente del Senado de la República.

En el tercer trimestre de 2019, los ingresos presupuestarios del sector público sumaron 3 billones 976 mil 514 millones de pesos, cifra menor en 12 millones 6 mil pesos en comparación con lo programado en la Ley de Ingresos de la Federación de este año; ello, como resultado de una reducción de 63 mil 943 millones de pesos de los ingresos petroleros y un incremento de 50 mil 387 millones de los ingresos no petroleros.

Con respecto a los ingresos petroleros, la investigación plantea que por parte del gobierno federal sumaron tan sólo de 329 mil 472 millones de pesos, esto es 63 mil 943 millones menos a lo estimado en Ley. Al contrario de los ingresos petroleros por parte de Petróleos Mexicanos, que alcanzaron 378 mil 124 millones de pesos, es decir, 1 mil 550 millones más de lo programado.

Según el análisis, la menor recaudación de ingresos petroleros del gobierno federal fue causada por la disminución en la percepción de recursos del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, el cual va destinado a los fondos de estabilización con destino específico (ciencia y tecnología, auditoría y municipios) y a la Tesorería de la Federación, para cubrir el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

En cuanto a los ingresos no petroleros, el Instituto Belisario Domínguez apunta que sumaron 3 billones 268 mil 876 millones de pesos, lo que implicó un monto mayor en 50 mil 387.1 millones respecto al estimado, y ello se debe a las mayores entradas del gobierno federal de ingresos no tributarios y de los organismos de control presupuestario directo.

Los ingresos no tributarios, detalló la investigación, fueron superiores en 109 mil 565.8 millones como resultado de la recepción de mayores derechos, productos y aprovechamientos, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Así como los organismos de control presupuestario directo registraron ingresos superiores en 17 mil 665.6 millones de pesos.

Aunado a ello, el órgano del Senado de la República explica que dentro del incremento del 2.3 por ciento en los ingresos no petroleros se destaca el crecimiento anual del impuesto especial sobre producción y servicios, por 63.9 por ciento a gasolinas y diésel; el crecimiento en la recaudación del impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, por 7.4 por ciento; y el crecimiento de 2.4 por ciento del impuesto sobre la renta.

Viridiana García