Autor:

A 100 años de la muerte de Emiliano Zapata, el historiador Salvador Rueda Smithers aseguró que durante el zapatismo “hubo cabida para todos los sectores, desde los grupos protestantes hasta los católicos tradicionales que llegaron a coincidir con sus ideales”. Agregó que contó con mujeres con cargo militar con la finalidad de borrar los estereotipos de la época.

Es por ello que los conservadores de la Ciudad de México consideraron a Zapata como un “peligro para la estabilidad y la democracia” del país. Particularmente por su lucha contra los hacendados del estado de Morelos, con acciones como la firma del Plan de Ayala donde plasmó su ideal de “Tierra y Libertad”, a través de su lema de reforma, libertad, justicia y ley, indicó Rueda Smithers.

Durante el coloquio “Lo que buscaban los zapatistas”, el historiador explicó el perfil ideológico-político del llamado Caudillo del Sur y su forma de trascender fronteras en su lucha contra el latifundio a través de 350 fotografías y pinturas.

Rueda Smith aseguró que Zapata fue uno de los héroes más fotografiados y dibujados de la historia. De ello dieron cuenta dos grandes pintores mexicanos: David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera. Asimismo, explicó que su figura se caricaturizaba “siempre comparándola con la muerte con el fin de denostarlo y crearle una mala imagen, para proyectar a la sociedad que no era una persona confiable”.

El director del Museo Nacional de Historia de México recordó que Zapata se distinguió en su vida como amante de la charrería, de los caballos, los toros y la jugada de gallos. “Todos recordamos al hombre de armas, con sombrero, singular bigote, zarape, gazné y botas”, concluyó Rueda Smithers.

Indra Cirigo