Autor:

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan condenó esta tarde la desaparición y posterior asesinato del defensor Arnulfo Cerón Soriano, y exigió el pleno esclarecimiento de los hechos, el procesamiento y castigo a los responsables materiales e intelectuales de este artero crimen.

“El día de hoy 20 de noviembre, alrededor de las 13 horas, se encontraron los restos del defensor de derechos humanos Arnulfo Cerón Soriano, quien se encontraba desaparecido desde el 11 de octubre de este año”, indicó la organización en un comunicado de prensa.

Agregó que su cuerpo fue hallado cerca de la colonia El Aguaje, en el área conocida como los tres postes en Tlapa, Guerrero.

Tlachinollan recordó que del 12 al 15 de noviembre, con el apoyo de la Subsecretaría de Derechos Humanos adscrita a la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, la Comisión Nacional de Búsqueda, la Comisión Estatal de Búsqueda y la Fiscalía General del Estado, el Frente Popular de la Montaña y el Centro de Derechos Humanos del Montaña se iniciaron las jornadas de búsqueda por distintos puntos cercanos a Tlapa, sin obtener resultados.

“Fue en el marco de la segunda jornada de búsqueda que comenzó ayer 19 de noviembre que se logró ubicar hoy 20 de noviembre, el paradero del defensor de derechos Humanos Arnulfo Cerón Soriano, quien fue localizado en una fosa que cavaron sus agresores a un profundidad aproximada de tres metros.”

La organización señaló que “no podemos soslayar que las condiciones de inseguridad que prevalecen en Tlapa, la colusión de las autoridades Municipales y otras instituciones con el crimen organizado, así como la falta de garantías para que los defensores de derechos humanos y activistas sociales en particular Arnulfo Cerón realicen su trabajo, propiciaron la desaparición y el cobarde asesinato del luchador social”.

Agregó que las constantes descalificaciones y campañas de desprestigio que enfrentó Arnulfo y otros miembros del Frente Popular de la Montaña por parte de las autoridades municipales fueron generando un marco permisible para su posterior agresión.

Por ello, señaló que es “imprescindible profundizar en las investigaciones que permitan dilucidar el móvil de este artero crimen e implementar medidas de no repetición, a fin de evitar que más defensoras y defensores de derechos humanos sigan siendo agredidos porque con ello se inhibe la defensa de los derechos de las personas más desprotegidas y se perpetúa la impunidad”.

Tlachinollan hizo un llamado para que las autoridades estatales y municipales realicen de manera inmediata las acciones que deriven en el esclarecimiento y sanción de los hechos, así como la realización de medidas urgentes de prevención que garanticen a las y los defensores de derechos humanos de la Montaña de Guerrero, realizar su labor en condiciones de libertad y seguridad.