Autor:

Desde el año 2000, 21 mil menores de edad han sido víctimas de homicidio doloso en el país, denunció la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim).

La organización subrayó que “el nuevo gobierno federal sigue negando la crisis de derechos humanos y el impacto negativo de la violencia generalizada en contra de niñas, niños y adolescentes; un triste ejemplo negativo lo mantiene el presidente de la República [Andrés Manuel López Obrador], quien no ha asistido a las sesiones ordinarias, negando su responsabilidad legal y enviando una señal negativa de desprecio a la niñez mexicana, y realizando nuevamente más recortes presupuestales a los programas y políticas públicas de infancia y adolescentes”.

También, la Redim afirmó que “el Estado mexicano ha ignorado las distintas recomendaciones internacionales para enfrentar la crisis institucional de derechos humanos que se vive en todo el territorio nacional, donde diariamente desaparecen cuatro menores y asesinan a 3.6, en total impunidad”. Aunado a ello, destacó que la inversión en la infancia no supera 8 puntos del PIB.

Por ello, señaló que a 30 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, el gobierno mexicano no ha logrado proteger a los 40 millones de niños, niñas y adolescentes que cada día se enfrentan a la violencia, la desigualdad, la invisibilidad y la discriminación.

Agregó que en México, uno de cada tres habitantes es menor, lo que representa una tercera parte de la población. Sin embargo, este sector continúa siendo invisibilizado y no recibe un trato igualitario, ya que “no se ha logrado reconocer su equivalencia humana frente a las personas adultas”.

En un comunicado de prensa, la Red explicó que en 1990 el Senado de la República ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño, así como en 2011 organizaciones sociales y legisladoras lograron incorporar el principio del “interés superior de la niñez”, pero que fue hasta 2014 cuando finalmente se aprobó la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes. Y en 2015 se creó el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes  como mecanismo de coordinación de políticas públicas.

Por ello, la Red y las 77 organizaciones sociales que la integran ratificaron su compromiso con la promoción y defensa de los derechos humanos de niñas niños y adolescentes en México y continuarán exigiendo el cumplimiento de las obligaciones legales especificadas en la Convención.

Viridiana García