Autor:

Los delitos sexuales a nivel nacional aumentaron 63 por ciento en un periodo de 4 años, al pasar de 23 mil 575 casos en 2015 a 38 mil 357 de enero a septiembre de 2019, advirtió el Early Institute. Por ello, exhortó a las autoridades federales a instrumentar mecanismos de medición en torno a la violencia sexual contra menores de edad.

El instituto señaló que México no mide el impacto de la violencia sexual en contra de niñas, niños y adolescentes, a pesar de que el 44 por ciento del total de delitos sexuales registrados son de abuso sexual.

Con el Diagnóstico sobre la situación del abuso sexual infantil en un contexto de violencia hacia la infancia en México –realizado por Alumbra–, el instituto detectó la falta de “datos sistematizados que sirvan como indicadores de la problemática”.

Al respecto, el doctor Mario Arroyo indicó que el análisis de otros delitos, como feminicidio, corrupción de menores, trata de personas y rapto “ayudaron a comprender el panorama de la violencia sexual contra menores de edad, a nivel nacional”.

Por ello, el también investigador del instituto enfatizó la necesidad de contar con información “debidamente sistematizada y clasificada” sobre la violencia sexual infantil, para identificar factores de riesgo, variables y tendencias que permitan implementar mecanismos puntuales para su prevención.

Asimismo, Annayancy Varas –directora general del Early Institute– indicó que, en México se “debe partir por realmente garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes y erradicar todo tipo de abuso o violencia en sus vidas, como es el caso de la violencia sexual”.

Indra Cirigo